21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Ya se perfilan las tendencias en EE.UU. para las presidenciales de 2016

POR GUSTAVO SIERRA/CLARÍN

Las elecciones estatales y municipales en New Jersey, Virginia y Nueva York mostraron a un electorado muy casando por la crisis, la debilidad de Obama, un declive del Tea Party y la candidatura cada vez más firme de Hillary Clinton

En dos años todo puede suceder en política pero en Estados Unidos ya comienzan a perfilarse las tendencias con vistas a las elecciones presidenciales del 2016. Entre los republicanos comienza a haber un desencanto con el ala derecha más extrema del denominado Tea Party. Los demócratas pareciera que seguirán en busca de un candidato del centroprogresismo que les de todo lo que prometió Obama y éste no pudo cumplir.
En Nueva Jersey fue reelecto el gobernador republicano Chris Christie que se volcó hacia el centro y se despegó de las posiciones del Tea Party, particularmente de las maniobras de sus legisladores que terminaron cerrando el gobierno por dos semanas para intentar desmontar la ley fundamental de la era Obama, su reforma al sistema de salud. Christie ya se perfila como el candidato más firme de los republicanos para la fórmula presidencial del 2016.
En Virginia, un estado muy conservado hasta hace poco tiempo, se vio claramente el cambio demográfico que se produjo allí en la última década. El estado sureño tuvo una transformación de su economía con una industria de alta tecnología y por la migración masiva de hispanos que se desplazaron desde los estados fronterizos con México. Y esto hizo posible que el demócrata Terry McAuliffe ganara la gobernación con el apoyo de todo el clan Clinton.
Y es precisamente Hillary Clinton la que aparece entre los demócratas como la posible gran candidata para suceder a Obama. Estos triunfos de sus aliados en los estados puede estar pavimentándole el camino a la Casa Blanca.
Y en Nueva York, el gran ganador fue un demócrata izquierdista con años de militancia, Bill de Blasio, que logró desplazar al popular alcalde Michel Bloomberg y desplazar a los republicanos después de 20 años al frente de la gran ciudad. De Blasio asegura que ahora se ocupará del 21% de los neoyorquinos que están bajo todos los niveles de pobreza y que fueron olvidados por los republicanos.
Todo esto marca una tendencia del electorado que se muestra muy cansado de la crisis política y económica. El 60% de los estadounidenses cree que debe haber un cambio profundo en los representantes que ellos mismos enviaron al Congreso y a la Casa Blanca. Los legisladores no tienen más que un 10% de aprobación. Y los partidos no superan el 40% o 45%. La mayoría se manifiesta muy enojada con la actitud obstruccionista del Tea Party. Y también con el presidente Barack Obama al que perciben como débil en materia interna y externa.

Comments

comments