31 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Hacia el banco público andaluz

  • La Junta plantea la compra del Banco Europeo de Finanzas para tener ficha bancaria

  • El vicepresidente quiere que actúe sin límites y la presidenta lo equipara al ICO

Diego Valderas charla con Susana Díaz durante un pleno en la cámara...

La Junta de Andalucía pretende dotarse de un banco públicocomo instrumento para mejorar la financiación de la economía regional en respuesta a lo que considera una insuficiente actuación de la banca privada tradicional. En un movimiento que puede ser imitado por otras comunidades autónomas, proyecta disponer de una entidad financiera pública, cuyo alcance es aún objeto de discusión entre los dos miembros de la coalición gubernalmental, elPSOE e Izquierda Unida.

En todo caso, miembros de la Junta presidida por Susana Díaz ya han sondeado la compra del llamado Banco Europeo de Finanzas(BEF) con el objetivo de hacerse con una ficha bancaria autorizada por el Banco de España y poder utilizarla como embrión del proyecto, según confirman a EL MUNDO fuentes próximas a las conversaciones.

El BEF es propiedad de la caja andaluza Unicaja con un 40,7% del capital; de CaixaBank, con un 39,5%; y de la nacionalizada BMN, con un 19,,8%. Nació en abril de 2007, participado por las entonces cajas andaluzas e impulsado por el ex presidente de la Junta de Andalucía,Manuel Chaves, que quería que fuera un primer paso de cooperación que culminara en la fusión de una gran caja de ahorros regional única.

Estalló la crisis y el BEF, pese a su rimbombante nombre, quedó con un capital de 120 millones de euros y una estructura mínima que no alcanza los 25 trabajadores. Pero, según los miembros de IU de la Junta, lo útil es que dispone ya de ficha bancaria autorizada. El vicepresidente de la Junta y líder de IU en la región, Diego Valderas, es partidario de crear un gran banco público andaluz con capacidad de realizar las mismas actividades crediticias que cualquier otro y ser un protagonista del sector concediendo créditos y captando depósitos. Mientras, en el entorno de Susana Díaz vislumbran más una especie de Instituto de Crédito Oficial (ICO) andaluz centrado enpréstamos para pymes, pero sin llegar a actuar como banco convencional, según las fuentes consultadas en el Ejecutivo regional. Desde que accedió al cargo, Díaz está intentando moderar los planes que puedan provocar más inquietud entre los inversores privados.

Los accionistas del BEF pedirán 120 millones

En todo caso y mientras ambas partes acuerdan el alcance, el proyecto está en marcha y forma parte de los acuerdos de formación del gobierno de coalición. IU también ha impulsado un grupo de trabajo al respecto en el parlamento regional. «Nos están insistiendo mucho y tendremos que hacer algo», señalan en el ala socialista de la Junta. Según las fuentes consultadas, los accionistas del BEF admiten que si la Junta desea negociar, no podrán oponerse, pero se niegan a ceder gratuitamente la entidad y pedirá al menos los 120 millonesde euros aportados en el capital.

Izquierda Unida considera que el Gobierno central debe ayudar también a la constitución de la banca pública andaluza. Tanto el coordinador general, Antonio Maíllo, como la portavoz de la formación en el grupo parlamentario de trabajo, Rosalía Martín, declararon el pasado mes que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del ICO deben colaborar, porque es «de justicia» que el Estado ayude a Andalucía a recomponer un sector financiero propio, después de que los contribuyentes andaluces hayan contribuido al rescate a la banca en Madrid o Galicia, con entre 3.500 y 4.000 millones. Por su parte, la vicesecretaria de Territorio, Medio Ambiente y Asuntos Europeos del PP de Andalucía, Alicia Martínez, rechaza esta iniciativa de la Junta «por peregrina».

Cataluña empuja en la misma dirección

También en Cataluña Esquerra Republicana está empujando a CiU en la misma dirección. La Generalitat de Cataluña aprobó el pasado mes un decreto ley por el cual autoriza al Instituto Catalán de Finanzas (ICF) a dar «todos los pasos necesarios» para su conversión en una entidad de crédito o «banco público».

El decreto prevé que el ICF, una vez autorizado por el Banco de España, pueda operar como entidad en el marco de la Unión Bancaria Europea, con el fin de impulsar y reforzar el tejido industrial catalán. Estos cambios permitirán al ICF constituir una sociedad anónima, segregando su rama de actividad financiera, con plena independencia respecto a la Generalitat y sus entidades.

Fusión del ICO con CESCE

La ponencia de la Conferencia Política del PSOE del pasado fin de semana también apuesta por lo que el ex ministro Valeriano Gómez llamó desarrollar «una banca pública de inversión». La ponencia propone crear «la agencia pública de financiación», porque, en opinión, del PSOE, existe «una fragmentación de las instituciones públicas de crédito». Según el proyecto, se trataría «hacer confluir los distintos instrumentos sobre la base del Instituto de Crédito Oficial como operador principal». El PSOE propone «un proceso de fusión de los distintos instrumentos públicos de financiación». Menciona entre ellos, además del ICO, a Cofides -especializado en financiación de proyectos internacionales-, Expansión Exterior -asesoría financiera- y Cesce -seguro a la exportación-. La integración de Cesce en la nueva agencia pública de financiación que reclaman los socialistas contrastan con los planes del PP de privatizar esta compañía aseguradora. La ponencia del PSOE no va tan lejos como pretende IU en la Junta de Andalucía, pero sí busca potenciar también el ICO. En su opinión, éste debe ser reforzado antes de que se emprenda el proceso de fusión, para financiar a las pequeñas y medianas empresas y «a los sectores estratégicos de la economía española». También reclama al Gobierno que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) utilice «la tupida red de oficinas» de Bankia, NovaGalicia y Caixa Catalunya para comercializar las líneas de crédito del ICO.

diario el mundo

Comments

comments