30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Nos faltó traerlo a San Juan y no llegaría ni a juiciocalatravaPOR ANDRÉS ZARZUELO

Para los pocos creativos, les digo demasiado estético éste hombre; se llama Santiago Calatrava y los tiene locos a los venecianos éste arquitecto español del que alguna vez les hablé por radio uno de los fin de semana a la noche.

Es un gran montador de sueños, los vende y luego es todo ruinoso: pero los que lo contratan para las obras de infraestructura, qué? ellos parecen no inmutarse y menos sus pueblos -en una mayoría considerable diré-. Pues Santiago malo no ha de ser desde lo profesional, y para que vean mi apego a la honestidad invito a ver su currículum  http://es.wikipedia.org/wiki/Santiago_Calatrava. Empero no cesa todo ahí, un diputado de la izquierda valenciana lo pone en tela de juicio y demuestra que trabajó sin facturas el «prestigioso» arquitecto http://www.calatravatelaclava.com/.

 

El caso es que nuestro hombre en el foco de la cámara viene perseguido por el puentecito de Venezia y más que están enardecidos los itálicos a la hora de las lluvias: qué portento de desgracias acompaña a los europeos con éste arquitecto soñador, creador de quimeras absurdas? qué brillo de impunidad hacia él esconde otras posibles impunidades de autoridades?

 

JUICIO POSTERGADO HASTA EL 2014

 

Cada vez que la lluvia cae sobre Venecia, varias dotaciones de la policía local se colocan en el puente que une la plaza de Roma con la estación del tren para que residentes y turistas —muchos de ellos arrastrando sus maletas por los escalones— circulen exclusivamente por la zona central, la única que no resbala. Todo esto y mucho más le quería contar ayer personalmente el fiscal Scarano al arquitecto español, pero no pudo ser.

Unos minutos después de aplazado el juicio, y en su despacho con vistas al Gran Canal, el fiscal Scarano explica por qué cree que Santiago Calatrava lo lleva toreando meses: “La legislación italiana dispone que, una vez concluida la investigación, los residentes en el extranjero tienen que ser citados al juicio con 150 días de antelación. No creíamos que iba a haber problemas, porque antes de la primera citación ya habíamos intercambiado correspondencia con el señor Calatrava en su residencia de Park Avenue. Siempre contestaba él personalmente y en italiano. Pero cuando llegó la primera citación oficial, desapareció. Nosotros se la mandábamos a la misma dirección mediante una agencia de EE UU, que nos la enviaba de regreso dándonos todo lujo de detalles de la persona de servicio que abría la puerta —¡hasta del peso, que no sé como calculaban!—, pero sin la firma de Calatrava. Ahora han dicho sus abogados que tendríamos que haberle mandado la citación a Suiza… Creo sinceramente que se trataba de una operación para ganar tiempo, pero como no tengo ni el padrón de Nueva York ni el de Zúrich no nos queda más remedio que esperar hasta el 13 de noviembre de 2014”.

calatrava creativo, pero estafadorLa historia no queda ahí. De aquí a entonces, el Tribunal Supremo italiano tendrá que decidir si el Tribunal de Cuentas —que solo puede actuar contra los empleados públicos— tiene competencias para juzgar al arquitecto español. Según los abogados romanos de Calatrava, Marco D’Alberti y Pierluigi Piselli, su cliente no supervisó la construcción del puente por encargo del Ayuntamiento de Venecia, sino que solo lo diseñó y colaboró después como “consultor artístico”. La jugada legal pretende, sobre todo, deshacerse del marcaje del fiscal Scarano, quien en sus 90 folios de acusación no juzga si el puente es bonito o feo, pero sí que costó mucho más de lo previsto y que se ha convertido en una carga constante para la ciudad.

 

En fin…ustedes entenderán que si hubiera venido a nuestros municipios el Santi y con esos argumentos, capaz que ni concejales opositores preguntan por el sobre precio.

Ahora voy a hablar en tono más íntimo después de todo ésto y legendario el valencianito quede, tantos buzones que te compraste en los 90′, en los 2000, y la «década ganada», la «minería sustentable»…Te vendo un Calatrava! me lo comprás?

Comments

comments