27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

NOTA DEL DIARIO ABC MADRID QUE MUESTRA COMO TODO SE LLAMA NÉSTOR KIRCHNER

La importancia de llamarse Kirchner

CARMEN DE CARLOS / CORRESPONSAL EN BUENOS AIRES

Saturación en Argentina de espacios e infraestructuras con el nombre del difunto ex presidente

La década kirchnerista dará mucho que hablar a los historiadores pero, hoy por hoy, también a los argentinos. El nombre del difunto ex presidente lo pronuncian, por deseo propio y por imposición de las administraciones, los que veían en el marido de Cristina Fernández al gran líder del peronismo siglo XXI pero también los que el recuerdo de aquella figura les eriza la piel.

La muerte del último caudillo peronista que estuvo en el poder, el 27 de octubre del 2010, desató una ola frenética de bautizos en espacios públicos con el nombre Néstor Kirchner. Calles, plazas, gimnasios, puentes, túneles, ligas de fútbol, hospitales, estaciones de autobuses y hasta una delegación de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social) son ahora Néstor Kirchner. En los últimos años es difícil no encontrar una localidad en Argentina donde haya algo que no se llame Néstor Kirchner.

En Río Gallegos, capital de la provincia patagónica de Santa Cruz y feudo de la familia denominaron una avenida con su nombre. La prueba piloto tuvo su eco en Tucumán. Más tarde llegaría un puenteen la localidad de Cosquín, célebre por organizar un festival anual de folclore. Después vendría, un puente en Tigre donde Sergio Massa, hoy opositor al Gobierno, era gobernador hasta las pasadas elecciones legislativas. La misma experiencia se repitió en Rosario, capital de Santa Fe.

En Jujuy, provincia fronteriza con Bolivia, innovaron con la terminal de autobuses de largo recorrido y en Córdoba fue la misma presidenta, Cristina Fernández, la encargada de inaugurar el Centro Genético para vacunos en la localidad de Morteros con el nombre de su difunto esposo.

Arriba, abajo y en el centro

Néstor Kirchner arriba, abajo y en el centro de Argentina. El nombre gana terreno en el país después de haber perdido la batalla de la vida. En Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, un hospital lleva su nombre pero también un centro odontológico en Charata (Chaco) y hasta en Misiones hay una Comisaría Néstor Kirchner.

El suma y sigue se encuentra en La Plata con un comedor en su honor en el Colegio Nacional y una cátedra en la Universidad. La capital de Argentina parece ser de las pocas que se resiste a esta fiebre de renombrar lo nombrado. Gobernada por Mauricio Macri (Pro) un político moderado de corte conservador, la Legislatura ha logrado frenar el avance kirchnerista. La ley 83/89 obliga a que transcurra una década para imponer una nueva nomenclaura urbana. Pero los «K», por su cuenta, bautizarón a la Plaza de la Avenida de la Independencia esquina a Perú y a una esquina del popular barrio de La Boca con su nombre.Ancha es Castilla pero mucho más Argentina

Comments

comments