21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Prepagas apuran una respuesta del Gobierno para aumentar las cuotas

Las empresas de medicina prepaga apuran una reunión con el Gobierno para resolver el incremento de las cuotas, una situación que les permitiría desactivar la medida de fuerza que sus prestadores (clínicas, sanatorios y centros de diagnóstico) tienen prevista para mañana y pasado.

La última semana las clínicas habían advertido que de no recibir una mejora en lo que cobran por sus prestaciones cortarían la atención a los afiliados de las empresas de medicina prepaga, y esa medida se hará efectiva entre el 4 y 5 de diciembre.

Las prepagas, por su parte, entienden esa necesidad, aunque al mismo tiempo sostienen que ese dinero extra surge del encarecimiento de las cuotas, algo que debe aprobar el Gobierno, a través de la Superintendencia de Servicio de Salud (SSS).

El apuro por parte de los sanatorios se debe a que a partir de este mes corre una segunda cuota de la mejora salarial acordada con el gremio sanitario, que en este caso será del 11 por ciento.

“Para nosotros es totalmente imposible aceptar el pedido de nuestros prestadores sin que antes no se reacomoden también las cuotas”, sostuvo ante El Cronista Néstor Gallardo, titular de la Asociación de Entidades de Medicina Privada (Ademp), que reúne a empresas del sector entre medianas y pequeñas.

Esta es la segunda oportunidad en lo que va del año que se da una situación de este tipo. En agosto pasado las clínicas debieron hacer frente a una suba en los sueldos del 15%, aunque desde el Ejecutivo sólo se dio el visto bueno para que las cuotas crecieran un 9,5 por ciento.

“Esta disparidad entre aumentos de salarios y aumentos de cuotas se viene dando ya desde hace mucho tiempo, y provoca que la situación financiera de las compañías sea cada vez más delicada”, precisaron desde Adecra, la entidad que, entre otras, reúne a varias de las prepagas de mayor porte.

El martes pasado se dio el último encuentro entre el sector y el Gobierno. Allí, Liliana Korenfeld, titular de la SSS, tomó nota del pedido de los empresarios, aunque adujo que tenía que elevar el pedido a Presidencia. Desde ese momento, y hasta ayer por la tarde, no hubo nuevos contactos que pudieran determinar con exactitud qué ocurrirá.

Hasta su retiro del Gobierno, el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, era quien daba el “si” final para determinar si se aprobaba o no aumento solicitado.

Mientras tanto, las empresas de medicina privada ya emitieron las facturas correspondientes a diciembre, aunque desde ya sin el incremento del 11% pretendido.

De este modo, aparece como más compleja la posibilidad de arribar a una solución entre las empresas de medicina privada y sus prestadores.

Al lanzar la medida de fuerza, las clínicas y sanatorios advirtieron que mediante un comunicado que “se trata de una medida que se toma de forma obligada en defensa de la calidad de atención y por la subsistencia del sistema de salud privado que millones de afiliados han elegido”.

Además, resaltaron la “imperiosa necesidad” de afrontar el alza del 26% en los salarios.

cronista comercial

Comments

comments