21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Aprueban el pliego de Milani, pese a las graves acusaciones

El oficialismo, con apoyo de aliados, avaló en el Senado el ascenso del jefe militar investigado por delitos de lesa humanidad. La oposición lo tildó de “genocida” y votó en contra. El resultado: 39 a 30.

Ni las graves denuncias que involucran a César Milani en la comisión de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura. Ni la nueva información aportada ayer por el CELS que lo compromete aún más (ver “El CELS aconsejó….”). Ni el rechazo de otros organismos de derechos humanos. Contra todo y sólo con el apoyo de algunos aliados, el oficialismo aprobó (por 39 votos a 30) el ascenso a teniente general del polémico jefe del Ejército, en una sesión en la que será recordada como una de las más tristes desde la llegada de los Kirchner al poder.

Tal como había adelantado Clarín, el bloque del Frente para la Victoria no tuvo inconvenientes para lograr el quórum. Y en la votación, a sus 32 senadores sumó los de tres fieles aliados santiagueños, las peronistas María Higonet (La Pampa) y Roxana Latorre (Santa Fe); y dos correntinos, la liberal Josefina Meabe y el radical K José Roldán.

Carlos Menem volvió a pegar el faltazo.

El titular de la Comisión de Acuerdos, Marcelo Guinle (FpV-Chubut), esbozó en el inicio una tibia defensa de Milani. Remarcó que su pliego ya había sido tratado “otras tres veces” en el Senado y recordó que “sólo en la última, en diciembre de 2010, fue objetado por la oposición”. Enseguida, el flamante jefe del bloque radical, Gerardo Morales, lo cruzó y advirtió que ese cambio se debió a que “las cuatro causas abiertas”, que tiene el jefe del Ejército “han avanzado en el último tiempo”. Tras destacar los nuevos elementos aportados por el CELS, lo tildó de “genocida”. Y sostuvo que “es una irresponsabilidad avanzar con este pliego”.

El jefe del Ejército es investigado en la Justicia Federal de Tucumán por la desaparición en 1976 del soldado Alberto Ledo durante el Operativo Independencia. En La Rioja, el ex preso político lo acusó Ramón Olivera por tortura y de participar en la detención ilegal de su padre en marzo de 1977. Y también fue apuntado por los familiares del periodista riojano Oscar Schaller como “uno de los responsables de la privación ilegítima de su libertad”. Pero aún no está procesado en ninguna de esas causas. Precisamente, este fue el argumento utilizado por el oficialismo para sostener su ascenso. Milani también está imputado por enriquecimiento ilícito en una causa que lleva el juez federal Daniel Rafecas.

“¿Milani tiene la presunción de inocencia? ¿O no la tiene porque es militar? Este recinto hoy se ha convertido en un tribunal de enjuiciamiento abreviado. Ya se lo ha juzgado, ya se lo ha tratado de genocida, esto es muy grave”, indicó Pablo González (Santa Cruz-FpV). Y Aníbal Fernández comparó insólitamente el caso de Milani con el del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que “está procesado”. Recibió la réplica del flamante bloque del PRO. “Esa causa fue armada por el Gobierno nacional que usted está defendiendo”, lo increpó el porteño Diego Santilli.

Desde UNEN, Fernando “Pino” Solanas, cambió el eje y señaló que “desde que fue nominado jefe de Inteligencia del Ejército, Milani duplicó el presupuesto del área en 5 años”. Y en línea con la denuncia contra el militar por enriquecimiento ilícito que presentó junto a Elisa Carrió, reafirmó: “Es imposible que un funcionario con un sueldo de 15 mil pesos haya podido incrementar de manera semejante su patrimonio”. Por su lado, Luis Juez (FAP-Córdoba) instó a los legisladores K a “tomar conciencia de lo que van a hacer, que es terriblemente gravepara la democracia” y les pidió que no convaliden el pliego. El K salteño Rodolfo Urtubey replicó: “No voto esto por disciplina boba, sino con la convicción de la confianza en el juicio de la Presidenta”.

Varias entidades de derechos humanos denunciaron que no los dejaron presenciar la sesión.

clarín

Comments

comments