19 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Báez insiste con la censura y ahora pide que se investiguen las fuentes

A través de un comunicado que lleva su firma,Lázaro Báez sostuvo ayer que fue “malinterpretado” y que no tuvo la intención de “censurar a nadie” con su pedido ante la Justicia que busca prohibir la publicación de datos vinculados a sus empresas y a hoteles de los Kirchner. Sin embargo, a pesar de esa aclaración, Báez no retirará el pedido de la medida cautelar que recayó en el juzgado federal de Río Gallegos a cargo de Andrea Askenazi Vera e insistió en que la Justicia impida cualquier publicación de información vinculada a sus empresas hasta que se determine previamente cómo fue obtenida.

Báez emitió un comunicado en primera persona de unos pocos párrafos en el que volvió a decir que hubo “mala intención de la prensa” cuando publicó los pagos de sus empresas a hoteles propiedad de Cristina Kirchner. El documento fue difundido después de ser cotejado por sus asesores legales.

“Atento a que ciertas empresas propietarias de medios de comunicación han malinterpretado el sentido de la presentación que efectué ante la Justicia, alarmando y preocupando a la población con ideas falsas, hago saber que no es mi intención ejercer acto de censura alguno”, comienza el comunicado.

El empresario K ratifica de esta manera su cambio en la estrategia comunicacional. “A partir de ahora, va a responder cada vez que sea necesario”, sostiene un allegado a Báez. Aunque niega cualquier intención de censura, el empresario pretende que la Justicia falle a su favor y se prohíba así que se publique cualquier información surgida de sus empresas. Aún más, Báez quiere que se determine previamente el origen de la información y cómo fue obtenida.

Sin negar la existencia de los documentos publicados por el diario La Nación, el empresario K sostiene que el objetivo de su pedido ante la Jueza Askenazi es evitar que los papeles privados “continúen siendo manipulados y exhibidos públicamente de manera falaz”.

Firme en la determinación de avanzar con la medida cautelar que debe resolverse en las próximas horas, Báez indicó: “No es un acto de censura acudir a los Tribunales para solicitar el respeto de los derechos que la ley les reconoce”.

La intención principal es “identificar por dónde se filtró la información de carácter confidencial”, señaló una fuente cercana al empresario K. A la vez quiere determinar cómo se obtuvo la información. “Si se demuestra la obtención lícita de tales papeles privados, no existe objeción alguna para que se efectúen todas las publicaciones que se deseen realizar”, señala el comunicado que firma Báez.

A pesar del contenido de su comunicado, el empresario concluyó el texto manifestando su respeto a la libertad de expresión. “Reafirmo mi compromiso con el cabal respeto a la libertad de expresión y mi absoluta disposición a hacer las presentaciones y a brindar todas las explicaciones”, dijo.

clarín

Comments

comments