31 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

SANTA FE: Vecinos de Alvear denunciaron fumigaciones nocturnas clandestinas

Pese a las quejas se repite en cada campaña de siembra las aspersiones de agroquímicos en campos contiguos a ciudades de la provincia. Redes sociales muestran impotencia, bronca y pedidos de ayuda.

De día. Los trabajos con mosquitos son continuos y cercanos a caminos. Luego los aspersores transitan el radio urbano.

Principalmente en la red social Facebook se mezclan las emociones y se cruzan los sentimientos de bronca, impotencia y pedidos de auxilio por una situación que, a pesar de las denuncias, se repite en cada campaña de siembra en la localidad de Alvear, como en otros puntos de la provincia.

Lo de Alvear es un simple reflejo de lo que ocurre en un pueblo cercano a Rosario, en el que los vecinos afectados por la aspersión de agroquímicos en los campos contiguos y hasta pocos metros de sus viviendas se enfrentan, en sentido literal, a quienes a pesar de los reclamos insisten en llevar adelante un método de cultivo que sólo persigue el objetivo de generar divisas sin importar cuáles son las consecuencias sobre la salud de la población y el medio ambiente.

La semana pasada un grupo de vecinos denunció que en un campo aledaño a una escuela secundaria un productor aplicó plaguicidas de noche, para evitar que la actividad sea advertida por los pobladores a sabiendas de que las distancias del sembrado con las viviendas y el establecimiento escolar eran mínimas.

Otras irregularidades.A pesar de la práctica atroz, los habitantes aseguran que no es la única irregularidad. «También fumigan en cercanías de las quintas de verduras y eso va directamente al mercado y a las verdulerías y hasta en cercanías de un bulevar que muchos vecinos usan para prácticas deportivas», indicaron.

En Facebook, la preocupación de la gente se evidencia en la diversidad de enfoques sobre el tema. Los mensajes van desde un pedido de ayuda y de asesoramiento sobre los pasos a seguir de un vecino que en el momento de postear está encerrado en su vivienda porque afuera están fumigando, hasta la propuesta de tomar «acciones directas» para evitar ser alcanzado por los venenos.

En el centro de la discusión se ubican quienes se quejan de la indiferencia de los gobernantes y de la Justicia y los que se agrupan y reclaman cada vez con más energía a través de distintas organizaciones que velan por la salud de las personas y el ambiente.

Entre estas personas se encuentra la maestra Andrea Druetta quien, luego de advertir el problema en los distintos establecimientos en los que trabaja, comenzó a denunciar los excesos hasta que el debate le mostró puntos en común con organizaciones de cuidado del ambiente y de protección de la salud, que ahora la ayudan y la asesoran para que sus reclamos lleguen a buen puerto.

Testimonios en la Justicia. «Entre los atropellos que enumeramos de parte de los productores podemos contar que además de fumigar cerca del pueblo con mosquitos, también lo hacen con aviones», detalló y añadió que actualmente el testimonio de varias decenas de vecinos que versan sobre la problemática de los agroquímicos «están en manos de la Justicia».

En marzo de este año los vecinos de Alvear presentaron una acción de amparo ambiental para que se ordene el efectivo cumplimiento definitivo de la normativa vigente en materia de agroquímicos.

Plaguicidas en la sangre. Aunque se quejan de que aún no hubo grandes novedades sobre el tema, continúan aportando pruebas. Por ejemplo los análisis de muchos de ellos que determinan la existencia de plaguicidas agrarios en la sangre y otros cuyos escalofriantes resultados prueban que el agua que consumen no es potable. También suman casos de personas enfermas y material fotográfico y fílmico de aspersores operando o transitando en el radio urbano.

La acción de amparo se inició contra la comuna, su titular y la secretaria de Gobierno, entre otros, por incumplimiento del deber de policía que la normativa constitucional le confiere en materia ambiental y la falta de aplicación de legislación nacional, provincial y local.

La ordenanza que rigen en esta localidad (Nº135/2012), distante 14 kilómetros al sur de rosario, fue sancionada de julio de 2012, establece el denominado límite agronómico que separa la planta urbana de la zona rural y estipula un área de seguridad de 50 metros en la que se prohíben las aspersiones químicas a través de máquinas terrestres o aéreas.

El amparo pretende que cese el daño ambiental individual y colectivo que sufren los vecinos del barrio Las Ranas y General Motors, que se evidencia en una serie de sucesos que enumeran en el documento presentado ante el Juzgado de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial de 3ª Nominación de Rosario a cargo del juez Hernán Carrillo. Otra de las denuncias se tramita en el Juzgado Correccional de 5ª nominación de Rosario, que atiende Carlos Leiva

Comments

comments