30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Maduro militariza el estado donde comenzó la protesta

POR LUDMILA VINOGRADOFF/clarín

Es Táchira, frontera con Colombia. Envió un batallón de paracaidistas y otras fuerzas. Advirtió que declararía el estado de excepción. El presidente acusó a la oposición de haber matado a la modelo.

El gobierno de Nicolás Maduro envió tropas al Estado de Táchira, en la frontera de Colombia, la región rebelde donde comenzaron las protestas universitarias antigubernamentales que derivaron en la actual crisis. Ayer, el mandatario llegó a culpar a los opositores por el conmocionante asesinato de la estudiante y reina de belleza Génesis Carmona, de 22 años, baleada por un grupo de choque en motocicletas el miércoles. Maduro desconoció el papel de esas bandas armadas y aludió a la oposición argumentando que buscaban un muerto. “La muerte de Génesis pasó porquequerían matar a un famoso ”. Agregó que la bala “salió de sus propias filas”.

Ayer, mientras las tropas llegaban a Táchira, el militar a cargo del ministerio de Interior, el mayor general Miguel Rodríguez Torres, en rueda de prensa rechazó que se utilizará la expresión “militarización” y prefirió la más diplomática de “recuperación del orden”.

Lo cierto es que a esa región, que siempre ha votado contra el oficialismo, se despachó un batallón de paracaidistas junto con efectivos de la Guardia Nacional bolivariana (la policía militar), entre otras unidades. Las tropas “van a permitir que la logística de la ciudad funcione, que lleguen alimentos, que la gente pueda circular y normalizar la vida”, dijo el ministro.

El operativo incluye el sobrevuelo de la zona fronteriza por los Sukhoi, los cazabombarderos rusos de la aviación venezolana. La gente en Táchira no se amedrentó y recibieron la novedad con un estruendoso cacerolazo.

Al rato, la red de Internet quedaba cortada.

Horas después del anuncio, el líder opositor Henrique Capriles se tomaba la cabeza en una conferencia de prensa, y afirmaba enfático, dirigiéndose al presidente: “La gente de Táchira no necesita tanques, Nicolás. Necesita dentífrico, papel higiénico, comida, que son los verdaderos problemas que sufre este país”. (Ver Capriles pide…).

Por la mañana el gobierno había amenazado, incluso, con declarar el Estado de Excepción (de sitio) en esa provincia, es decir, la suspensión de las garantías constitucionales, una medida sin precedentes en década y media de chavismo.

“Si tengo que decretar un estado de excepción especial para el Táchira, estoy listo para decretarlo y meter los tanques, la armada, las tropas, la aviación, toda la fuerza militar de la patria”, advirtió con dureza Maduro.

El inicio de las protestas en ese Estado se había producido por un intento de violación de una estudiante en el campus de la universidad local. El episodio disparó la demanda por parte de los jóvenes de mayor seguridad, una cuestión clave en un país que tiene un récord anual de más de 25.000 asesinatos por violencia urbana. El tema fue tomado rápidamente por la oposición política y se convirtió en una cuestión nacional.

Rosa Pereira, una joven abogada tachirense de 39 años, le dijo a Clarínque no ha podido salir de su casa ni llevar a sus hijas al colegio desde el 12 de febrero por el corte de calles, puentes y avenidas por las protestas estudiantiles. Los 250.000 habitantes de San Cristóbal también viven el mismo encierro involuntario.

La ciudad está prácticamente paralizada viviendo un ambiente de tensión y terror en las noches por las barricadas o piquetes incendiarios. Los vehículos no pueden transitar por las avenidas ni autopistas por los cortes que obstaculizan la circulación. Las “guarimbas” es el nombre que se da aquí a los piquetes. También hay mucha basura en las calles porque no pasa el camión que la recoge. Los activistas usan esa basura para quemarla en las barricadas callejeras.

El ministro Rodríguez desmintió, de paso, la presencia de comandos de élites cubanos conocidos como “las avispas negras”, que han sido denunciados por manifestantes que han sido agredidos y baleados por grupos armados que no lograron identificar.

En Caracas hubo ayer nuevas marchas, pero reducidas con la expectativa de la movilización que la oposición y los universitarios anunciaron para mañana sábado en demanda de la liberación del dirigente opositor Leopoldo López, detenido en un penal militar. Por las noches el traqueteo de disparos se mezcla con el rugido de enjambres de motocicletas que usan una mezcla de civiles armados, policías y efectivos de la Guardia Civil.

Comments

comments