24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Un cuarto testigo vinculó a Milani con la represión de la dictadura

POR JULIO AIUB MORALES/clarín

Un fotógrafo dijo que fue a insultarlo al lugar donde estaba preso y que además participó del secuestro de su hijo

El ex preso político Plutarco Schaller, de 86 años, comprometió también con su testimonio ante la Justicia al jefe del Ejército, teniente general César Milani, en la represión ilegal en esta provincia durante la dictadura. Fue en la audiencia del pasado viernes ante el Tribunal Oral Federal de La Rioja, donde se juzga el crimen de monseñor Enrique Angelelli.

Schaller, que era fotógrafo del diario El Independiente en la década del 70, declaró que cuando estaba internado en el hospital Vera Barros, a raíz de las torturas recibidas, Milani fue a insultarlo. “Una noche, tipo once, sentí unos tiros en el patio y corridas. Al ratito entraron dos personas donde yo estaba en la cama, con un custodio policial. Uno entró corriendo, me pega un tirón en la colcha y dice “no, este hijo de puta está acá ” y se fueron”. “Esa noche (los militares) fueron a mi casa y lo llevaron preso a mi hijo (Oscar) de 18 años, culpándolo de haber querido liberarme desde el hospital. Una cosa ridícula y totalmente insólita”, agregó. “A la guardia siguiente, cuando volvió el cabo que me cuidaba aquella noche, -siguió relatando Schaller- se me ocurrió preguntarle quien era ése que me destapó e insultó y el me contestó textualmente: “Ese es el tenientito Milani”.

Recordó que “al mes lo largan a mi hijo. El que lo larga del batallón, es Milani ”. A Plutarco no lo torturaron en el batallón de Milani pero a su hijo sí.

Pero, además, Schaller señaló que “el capellán del batallón, Pelanda López, iba a oficiar misa y lo llevaba como monaguillo al conscripto Ledo, que después desapareció en Tucumán. Y el que hace el sumario de la desaparición de Ledo fue Milani”.

Ante estas declaraciones el fiscal del Tribunal Oral, Michel Horario Salman, ordenó girarlas a la fiscalía del Juzgado Federal para determinar la posibilidad de delitos.

Así Schaller se convirtió en el cuarto testigo que vio a Milani participando de la represión ilegal. El ex soldado Alvaro Illanes dijo que Milani hacía interrogatorios ilegales, el ex preso politico Ramón Olivera afirmó que sacó de su detención ilegal para llevarlo a la Justicia y el ex conscripto Dario Illanes aseguró que el actual jefe del Ejército tenía como asistente al desaparecido soldado Alberto Ledo.

Schaller fue detenido en la misma noche del 24 de marzo de 1976 “cuando ya habíamos puesto el título del golpe de estado” en el diario y fue llevado al batallón de Ingenieros 141 donde revistaba César Milani como subteniente de esa unidad.

Previamente, Schaller “había sido amenazado por la Triple A, al igual que monseñor (Enrique) Angelelli”. Relató que el Vaticano le recomendó a Angelelli que abandonara el país yéndose a Roma pero que el prelado se negó a dejar su diócesis. Angelelli finalmente fue muerto en un accidente carretero simulado, según se ventila en el juicio, el cuatro de agosto de 1976.

Dijo que de acuerdo a un informe del CELS, en el entonces diario El Solhubo un brindis por la muerte de Angelelli y entre quienes brindaron “estaba Ricardo Furey, quien es un alto funcionario del Senado de la Nación” y que “lo acusaba de comunista” a Angelelli.

Después del golpe de 1976, la cooperativa que editaba el diario El Independiente fue intervenida y “no nos dejaron volver al diario, nos lo robaron con la anuencia de los funcionarios de la dictadura”. Cuando salió de la cárcel, Schaller marchó al exilio refugiándose en Cuba, donde vivió hasta hace algunos años en que regresó a la Argentina. El director de El Independiente, Alipio Paoletti, bajo amenazas también tuvo que exiliarse en España.

Comments

comments