26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Casación rechazó su sobreseimiento y ahora Boudou quiere ir a la Corte

El abogado del vicepresidente confirmó que apelará el fallo conocido este viernes. La Cámara Federal de Casación Penal rechazó el pedido del vicepresidente para ser sobreseído en 'causa Ciccone' a través de una "excepción por falta de acción". El pedido de los abogados del vicepresidente ya fue rechazado en dos instancias inferiores, por el juez a cargo de la instrucción de la causa, Ariel Lijo, y por los miembros de la Sala I de la Cámara Federal penal porteña. Y ahora la decisión de la Sala IV del tribunal.
El abogado del vicepresidente confirmó que apelará el fallo conocido este viernes. La Cámara Federal de Casación Penal rechazó el pedido del vicepresidente para ser sobreseído en ‘causa Ciccone’ a través de una «excepción por falta de acción». El pedido de los abogados del vicepresidente ya fue rechazado en dos instancias inferiores, por el juez a cargo de la instrucción de la causa, Ariel Lijo, y por los miembros de la Sala I de la Cámara Federal penal porteña. Y ahora la decisión de la Sala IV del tribunal.

  CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Cómo era de esperarse, la defensa de Amado Boudou apelará el fallo de la Cámara de Casación que rechazó sobreseerlo en la causa Ciccone, que investiga al vicepresidente de la Nación por negociaciones incompatibles con la función pública. De esa forma, el caso llegaría hasta la Corte Suprema de Justicia.

Lo confirmó el abogado de Boudou, Diego Pirota, quien aseguró que el fallo que rechaza el pedido del vicepresidente  «viene a corroborar de alguna manera lo que venimos diciendo del primer día» y remarcó que la votación fue divida.
«Los votos de los jueces que rechazan (Gemignani y Hornos) nos están diciendo que si todo lo que estamos planteando acá, lo planteado en primera instancia, toda esta situación da lugar a que se lo desvincule a Boudou de esta causa. Lo que están diciendo es que no es este el remedio procesal para pedir el sobreseimiento, ni la vía procesal para llegar a la desvinculación», consideró en diálogo con radio Continental.
Según Pirota, Hornos y Gemignani «no están diciendo que (Boudou) cometió alguna irregularidad ni que hay que seguir investigándolo o que hay que dejar de investigarlo». Para el letrado, «esta es una situación procesal, técnico jurídica» muy particular que lleva 3 años, donde «no hay ninguna imputación válida contra Boudou, o que pueda ser atribuida a él». Para el abogado, «si hay que investigar, tendrán que investigar otras cuestiones que no lo relacionan» al vice.
«La Cámara nos dijo que no es esta la vía procesal para reclamar, lo tiene que reclamar en la primera instancia, pero si es lo que ustedes dicen acá, tendrían que desvincular a Boudou, lo dicen inclusive los votos negativos», insistió.
En otro tramo, deslizó intereses detrás de la causa Ciccone. «Estoy totalmente en desacuerdo con el fallo, lo que viene a demostrar es que la causa el único ribete que tiene es político mediático, no es una causa jurídica. Dejamos de discutir derecho hace dos años», evaluó.
Pirota confirmó que apelará ante la Corte Surprema y dijo que es un fallo «complejo» porque le quita atribuciones al fiscal De Luca, a, quien había pedido hacer lugar al pedido de la defensa. «Esto tiene que ir a la Corte Suprema porque viola la Constitución nacional, no tiene que ver solo con Boudou. La Corte va a tener que ir más allá (del caso) y debe analizar que el Ministerio Público Fiscal, siendo titular de la acción penal, el que acusa, no tiene facultades de hacer, salvo lo que se lo ocurra, porque el tribunal está diciendo lo que tiene que hacer el fiscal».

«Excede la situación de Bouodu y la Corte no puede hacer oídos sordos porque esto viola la división de poderes, están diciendo que el Poder Judicial tiene predominancia sobre el Ministerio Público Fiscal», remarcó.

 La Cámara Federal de Casación Penal rechazó hoy el pedido del vicepresidente Amado Boudou para ser sobreseído en la llamada «causa Ciccone» a través de una «excepción por falta de acción».

Su defensa dice que no está claro de qué se lo acusa por su intervención ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por la quiebra de la ex Ciccone, hace cuatro años.

Disensos de última hora hicieron a los camaristas, Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani y Mariano Borinsky tomarse tiempo hasta el último límite del plazo que prevé el código para dictar la sentencia en este caso desfavorable para el vicepresidente.

Hasta ayer, la decisión era rechazar el sobreseimiento de Boudou por 2 votos a 1, decisión que se confirma hoy.

Boudou intentó mediante este atajo legal que la Justicia determine que no hubo delito al argumentar que sus conductas no están atrapadas por ningún artículo del Código Penal. Ya Lijo y la Cámara Federal habían rechazado esta idea, pero el abogado de Boudou, Diego Pirota, recurrió a Casación.

El fiscal ante Casación, Javier de Luca, dictaminó que la situación procesal de Boudou debe resolverse cuanto antes porque se trata de un caso de gravedad institucional. Entendió, además, que no se configurarían ni el delito de negociaciones incompatibles, porque Boudou no era el funcionario con autoridad directa para decidir sobre otorgarle un plan de pagos a Ciccone para evitar su quiebra, ni el delito de lavado de dinero, porque no está descripta ninguna conducta de este tipo en la acusación.

Pero paralelamente el fiscal de primera instancia, Jorge Di Lello, avanzó mucho más porque pidió la indagatoria del vicepresidente como sospechoso de haber realizado negociaciones incompatibles con su función, al supuestamente beneficiar a allegados suyos para dejar a la imprenta Ciccone en sus manos. Para Di Lello, hay sospechas de que las conductas existieron y de que constituyen ese delito.

El fiscal en nuestra legislación es el dueño de la acción penal, es el que la impulsa en representación de los intereses de la sociedad. Por eso la postura de la fiscalía fue motivo de debate entre los jueces y fue uno de los motivos del disenso. No se ponían de acuerdo sobre si el dictamen de De Luca bastaba para seguir adelante con la acusación o si entra a tallar el de Di Lello.

Los camaristas se reunieron durante más de una hora ayer, pero no lograron consensuar posiciones hasta hoy.

Los tres camaristas venían trabajando esta resolución desde hace semanas. Incluso uno de los jueces, Gemignani, fue recusado por Boudou para intervenir en el caso, pero sus colegas rechazaron esa posibilidad de apartarlo.

Ahora el fallo contra Boudou deja libres las manos a Lijo para avanzar con la causa. El juez había previsto una batería de declaraciones testimoniales que debían terminar a mediados de este año, pero muchas de ellas fueron suspendidas porque para el fiscal Di Lello esas personas no pueden ser testigos, sino que son sospechosos y deben declarar en indagatoria.

Otras audiencias fueron reprogramadas y algunas citadas nuevamente, con lo que el cronograma de Lijo se estiró hasta fin de año. En tribunales se especulaba con que una vez concluidas estas medias de prueba el juez estará en condiciones de llamar a Boudou a prestar declaración indagatoria.

Además, Lijo decidió tomar el 21 de este mes declaración al abogado Fabián Carosso Donatiello, quien dijo que le subalquiló el departamento de Boudou de Puerto Madero a Alejandro Vandenbroele. Como el abogado Fabián Carosso Donatiello trabaja en Madrid, será vía teleconferencia.

Comments

comments