27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

 

Empecemos por el final, cuanto el economista Tomás Bulat le dice a Raúl Acosta, por la LT8 rosarina: "Lo que tendría que decir (Cristina Fernández de Kirchner) es “Señores, esta es mi herencia”. Y la entrega el 10 de diciembre de 2015, su herencia, que va a ser 18 meses de gastos todavía." Terrible esa idea de que Cristina seguirá gastando tanto y tan mal, 18 meses más todavía, destruyendo el inicio de la próxima Administración, comprometiéndola seriamente, obligándola de antemano a decisiones durísimas. Y todo porque ella sueña que la gente la reivindique, la añore, afirme: "Ah, aquella inflación elevada súper alta de Cristina, era mejor que esto...". Muy interesante diálogo con el autor del flamante, y recomendable, ensayo "La Economía de Tu Vida".
Empecemos por el final, cuanto el economista Tomás Bulat le dice a Raúl Acosta, por la LT8 rosarina: «Lo que tendría que decir (Cristina Fernández de Kirchner) es “Señores, esta es mi herencia”. Y la entrega el 10 de diciembre de 2015, su herencia, que va a ser 18 meses de gastos todavía.» Terrible esa idea de que Cristina seguirá gastando tanto y tan mal, 18 meses más todavía, destruyendo el inicio de la próxima Administración, comprometiéndola seriamente, obligándola de antemano a decisiones durísimas. Y todo porque ella sueña que la gente la reivindique, la añore, afirme: «Ah, aquella inflación elevada súper alta de Cristina, era mejor que esto…». Muy interesante diálogo con el autor del flamante, y recomendable, ensayo «La Economía de Tu Vida».

 ENTREVISTA A TOMÁS BULAT – URGENTE24

Tomás Bulat al Bigote Acosta: «Vos calculá: dos empleados por concesionaria despedidos. Obviamente no es noticia, una cocesionaria echó dos personas, eso no es noticia. Ahora, te cambio el título: 680 concesionarias echaron 2 personas cada una.»
-Una sola pregunta. ¿Por qué dicen que no hay inflación o no hay recesión?
-Qué se yo. No sé. Digo no sé porque me parece que hay las dos cosas. Y como hay las dos cosas no tengo entendido porque alguien va a decir que no hay.
-El gobierno, los cercanos al gobierno, los parientes del gobierno, los amigos de Cristina, los enamorados de Cristina y los viceversas dicen que no hay recesión y que no hay inflación.
-Y sí, pero lamento informarte que hay. ¿Qué querés que te diga? Tenés que llamar a un psicólogo. Yo te diría llamá a un psicólogo y preguntale: ¿Por qué algo que es tan obvio y evidente lo niegan? Porque el principal problema que tengo yo es que cuando vos negás algo obviamente no hacés nada para solucionarlo.
-Cierto, porque no lo tengo a ese mal.
-Exactamente. Entonces los males, cuando los ignorás, suelen agravarse.
-Capitanich culpó a Brasil de la crisis automotriz de Argentina. ¿Qué parte tiene de cierto?
-Por suerte tenemos a quién echarle la culpa ¿no?
-Claro. La culpa y los yerros son del otro, como siempre.
-Como corresponde.
-Hay un viejo dicho: la culpa se va a quedar soltera porque nadie se quiere casar con ella.
-Tal cual.
-Pero acá la cuestión es la siguiente: más allá de quien quiera referenciarse en Moyano, aquella frase que sacó que una verdadera mirada sobre la inflación la dan góndolas, y más allá las góndolas caprichosas –porque no son precios cuidados, son precios caprichosamente cuidados-, lo cierto es que quien compra el mismo detergente, el mismo fideo, la misma harina y el mismo aceite se encuentra que subió todo mucho, muchísimo y re muchísimo. Sobre esto lo que me pregunto es de qué forma se puede vivir una realidad donde ustedes, los economistas, dan un número y los relatores dicen otra cosas. ¿Cómo se concilia eso? ¿En qué punto esto se estrella?
-Lo primero del problema de no tener unas estadísticas en que todos confiemos es que ni siquiera tenemos de lo que hablamos. Yo te hago una pregunta, la economía argentina, el año pasado, ¿creció?
-Un poquito.
-¿Cuánto?
-I don´t know, Darling.
-Nobody knows. ¿Cuánto fue la inflación el año pasado?
-Algo.
-Algo. Nobody knows cuánto. ¿La pobreza cómo está en Argentina?
-Otra vez: I don´t know, Darling.
-Entonces mucha gente dice: “¿Dónde va la economía?” Y si no sé dónde estoy. O sea, va peor, pero no sabemos dónde está. Es muy raro. Mirá Venezuela. Yo sé la inflación de Venezuela: fue 56 el año pasado, lleva 76 ahora, el interanual. ¿Y quién da esa información? El Instituto de Estadísticas oficial. Nunca Venezuela cambió la estadística. Eso es mucho más adulto. Yo tengo inflación y me la banco, ¿cuál es? Pero no tengo inflación y la oculto. Eso es adolescente.

Comments

comments