25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

1810 – El pueblo quiere saber de qué se trata 2014 – El pueblo sabe de qué se trata

fracking-gas1
La fractura hidráulica, más conocida por su término anglosajón fracking, es una técnica de extracción de gas y petróleo de yacimientos no convencionales, generalmente de formaciones de esquistos (shale), arenas compactas (tight sands) y mantos de carbón (coalbed methane). Estas formaciones geológicas se ubican a varios miles de metros de profundidad y para acceder a ellas se debe perforar hasta la formación que alberga los hidrocarburos, empleando una técnica de perforación mixta. En primer lugar, se perfora verticalmente y posteriormente se continúa de forma horizontal, a lo largo de varios kilómetros.

  Cuando se habla de progreso y desarrollo, parecen palabras ajenas a cualquier mal del mundo. Es por esa razón que las propagandas de YPF nos inundan la vida cotidiana con secuencias de imágenes cuidadas, con detalles sentimentales, y en el medio algún dato, sobre la fractura hidráulica (fracking) y sus bondades. Pero si uno investiga aunque sea un poco, se da cuenta que muchos de esos datos no se condicen con la verdad.

El  gobierno,  a través  de  YPF,  diseñó  el  “Plan Exploratorio Argentina”  que  tiene como objetivo definir el potencial de hidrocarburos de las provincias tradicionalmente no petroleras y avanzar con más exploraciones y explotaciones en las que, como la nuestra, ya lo son.
Para promover este programa y anular cualquier intento de oposición, envía a técnicos de YPF y sus voceros del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) a dar charlas a los concejales de las ciudades incluidas en el programa, aprovechando la ignorancia de la mayoría al respecto, y sobredimensionando la creación de puestos de trabajo y redistribución de ganancias.
Por esta razón, hemos decidido explicar de antemano a concejales, legisladores, medios de comunicación  y a la población en general, los problemas que genera esta técnica de explotación.
“El Pueblo sabe de qué se trata” es una acción que se multiplicará hoy 19 y el 21 de Mayo (Día Mundial de Lucha contra Chevron), en los Concejos Deliberantes y Legislaturas del territorio. De manera coordinada asambleas y colectivos socioambientales enmarcados en la Unión de Asambleas Patagónicas, y la Unión de Asambleas Ciudadanas a nivel nacional, revelaremos las mentiras de YPF respecto a la fractura hidráulica.
Se entregará a funcionarixs un informe elaborado por Roberto Ochandio, ex trabajador petrolero, en colaboración con profesionales y vecinxs de asambleas socioambientales de todo el país, que describe las verdades que son presentadas por YPF como “Mitos de la fractura hidráulica”, refutándose, con datos objetivos, ejemplos concretos y bibliografía, cada una de las aseveraciones de YPF. E incluyendo una lista de preguntas para ser usada durante las presentaciones que les realicen desde YPF y el IAPG, con el objetivo de ayudarles a obtener respuestas concretas en vez de declaraciones vacías de contenido o sin fundamentos.
Por ejemplo, una de las verdades es que la fractura hidráulica pone en riesgo las napas de aguael argumento de que existe separación entre las capas acuíferas y las capas gasíferas es falso. Esto se demuestra en el informe completo disponible en Facebook: En Chubut Megaminería No.
A partir de esta acción lxs funcionarixs no podrán alegar ignorancia a la hora de tomar decisiones que nos puedan comprometer.
El agua es la condición mínima que necesitamos los seres para sobrevivir. Se sabe desde hace mucho que la energía no renovable, como los hidrocarburos, está agotándose. El método de fractura hidráulica es un ataque desesperado por sacar esos últimos recursos hidrocarburíferos. En el medio se contaminan los territorios, se enferma a las personas que los habitan, se abusa del agua, y se destruyen ecosistemas irrecuperables y necesarios para la vida. Insistir con la hidrofractura es, a largo plazo, un suicidio para muchos, y a corto plazo, una manera de sacrificar seres humanos en pos del llamado mal desarrollo.
En la provincia de Chubut, los pozos El Trebol y la Greta , ambos en Comodoro Rivadavia, han sido explorados mediante esta técnica, estando frenada su explotación por un amparo presentado por Marcelino Pintihueque, poblador Mapuche, juntamente con la abogada Silvia De Los Santos, por los riesgos que esta práctica implica, hecho que abona nuestras aseveraciones.
Además de realizar esta actividad informativa, a lo largo de la semana se darán charlas en las localidades de Puerto Pirámides, Puerto Madryn, Trelew, Gaiman y Rawson.  En Puerto Madryn, el jueves 22 de Mayo, a las 19 hs. en el aula 3 de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y el día viernes 23 en la Churrería Quemehuencho , Roque Sáenz Peña Nº 212, a las 20 hs.
Contactos para más información: Analía Ferreira,  2804257319. Roberto Ochandio 024515440278.
Foro Ambiental Social de la Patagonia – Puerto Madryn
Unión de Asambleas Patagónicas
Unión de Asambleas Ciudadanas

Información adicional:

Los yacimientos no convencionales donde se utiliza el fracking son formaciones poco permeables y compactas, en las que los hidrocarburos se encuentran dispersos. Para liberarlos se debe fracturar la roca inyectando millones de litros de agua a alta presión (98%), mezclada con arena y una serie de aditivos químicos (2%); la cantidad de litros varía en función de la cantidad de fracturas que se realicen por pozo. Esto posibilita que los hidrocarburos asciendan a la superficie junto con parte de la mezcla inyectada, denominada reflujo (se recupera una cantidad que varía entre un 9 y un 35%). El resto queda en el subsuelo.

 SUS IMPACTOS

El fracking conlleva una serie de impactos socioambientales a corto y largo plazo:

El agua inyectada para la fractura puede alojarse en fallas geológicas, produciendo la lubricación de las placas e incrementando la actividad sísmica. De hecho, en Lancashire (Inglaterra) y en Ohio (Estados Unidos) se han paralizado las prospecciones y explotaciones al notarse un aumento de los terremotos en la zona en la que se fractura. Del mismo modo, en Holanda, la opinión pública está en contra de los pozos que se están fracturando cerca de la ciudad de Groningen, al noreste del país, ya que se están registrando varios temblores que oscilan entre 2 y 3,4 grados de magnitud en la escala de Richter.

 El 90% del gas natural se compone de metano, un gas con un potencial de efecto invernadero 21 veces superior al del dióxido de carbono. Los últimos estudios realizados apuntan a que la apuesta por la explotación de los hidrocarburos no convencionales agravaría el problema del cambio climático ya que libera una mayor cantidad de metano a la atmósfera.

A esto hay que añadir el desplazamiento de los camiones que transportan todos los insumos y logística necesarios para la fractura, que supondría un aumento de las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero.

 El fracking implica un aumento de la ocupación del territorio, respecto de la explotación convencional, en detrimento de otros usos de la tierra. Cada locación para la perforación de pozos abarca entre 1,5 y 2 hectáreas, pero además, supone la apertura de nuevas carreteras y la construcción de infraestructura (tanques de almacenamiento, plantas deshidratadoras, gasoductos, etc).

 El caso paradigmático de contaminación del aire en zonas cercanas a pozos de fracking es el de la ciudad de Dish, en Texas, en la que, tras un estudio se descubrió una cantidad de benceno (agente cancerígeno) muy superior a lo permitido. La contaminación del aire puede deberse bien a la evaporación proveniente de las piletas donde se almacenan las aguas residuales o por fugas en los pozos de gas y tuberías, que contribuyen a aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero.

 En 2011 un informe de la Casa de los Representantes de Estados Unidos dictaminó que de los 2500 productos empleados en la fractura hidráulica, más de 650 contienen químicos potencialmente cancerígenos. Esto pone en riesgo las aguas subterráneas y superficiales ya que la ‘sopa química’ que se inyecta durante la fractura puede filtrarse por problemas de cementación de las cañerías o migrar más allá de la formación geológica que se pretende intervenir, también derramarse durante su manipulación en superficie o tratamiento y disposición inadecuada de las aguas residuales.

Fuente argentinasinfracking.org

Comments

comments