29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

OcasoK: Echegaray zafó de Ciccone pero Sbatella lo arrastró a otra causa

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, zafó por ahora en la causa Ciccone donde Amado Boudou está a un paso de ser procesado. Lijo considera que él impidió una operación ilegal para beneficiar a la empresa. Pero no todas son buenas noticias para el recaudador. La semana pasada, el fiscal Eduardo Taiano lo imputó en una causa donde se lo investiga por haber omitido reportar un blanqueo millonario del hijo de Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado de la Argentina a Estados Unidos por narcotráfico. Fue Sbatella quien involucró al jefe de la AFIP en una declaración por la cual ahora será investigado (junto con el titular de la UIF que habría ocultado reportes de operaciones sospechosas).
El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, zafó por ahora en la causa Ciccone donde Amado Boudou está a un paso de ser procesado. Lijo considera que él impidió una operación ilegal para beneficiar a la empresa. Pero no todas son buenas noticias para el recaudador. La semana pasada, el fiscal Eduardo Taiano lo imputó en una causa donde se lo investiga por haber omitido reportar un blanqueo millonario del hijo de Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado de la Argentina a Estados Unidos por narcotráfico. Fue Sbatella quien involucró al jefe de la AFIP en una declaración por la cual ahora será investigado (junto con el titular de la UIF que habría ocultado reportes de operaciones sospechosas).

  CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La situación judicial de Amado Boudou significó una buena noticia para el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, porque en el escrito donde el juez Lijo resuelve el llamado a indagatoria para el vicepresidente, opina que el jefe del ente recaudador fue quien evitó que se cumpliera “el plan de pagos ilegal” de la ex Ciccone.

Este es el párrafo del escrito de Lijo, que le sacó una sonrisa a Echegaray: “En consecuencia, el 18 de noviembre de 2010, Resnick Brenner dictaminó a favor de la concesión del plan de pagos ilegal, que Ricardo Echegaray rechazó de puño y letra, oportunidad en la que afirmó que el plan debía ajustarse a derecho (Resolución 970)”.

Y este otro:

“En virtud de que Ricardo Echegaray frustró el plan de pagos ilegal, a Ciccone Calcográfica no se le otorgó el certificado fiscal para contratar con el Estado. Por ello, durante el año 2011, la firma —que, luego de la adquisición, pasó a llamarse Compañía de Valores Sudamericana (CVS) — habría llevado a cabo un negocio privado de impresión de boletas electorales con el Frente para la Victoria, partido para el que Amado Boudou era candidato a vicepresidente”.

Pero la buena noticia de la semana pasada fue empañada por la imputación del fiscal federalEduardo Taiano y una declaración del titular de la UIF, José Sbatella, en una causa de lavado por ocultación o demora de informes.

Según indica este lunes (02/06) el diario La Nación, el jefe de la AFIP será investigado por la Justicia, acusado de haber omitido reportar durante más de dos años un blanqueo millonario del hijo de Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado de la Argentina a Estados Unidos por narcotráfico.

La semana pasada, el fiscal Taiano imputó a Echegaray en una causa que hasta ahora sólo investigaba al titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, que tiene una denuncia en su contra por haber ocultado y demorado reportes de operaciones sospechosas de lavado de dinero; entre otras, la del hijo de Meyendorff.

Gracias a Sbatella es que ahora Echegaray está en esta causa. El titular de la UIF, en el último escrito que presentó para defenderse, dijo que la AFIP le hizo saber «recién en junio de 2012» del blanqueo que había hecho, más de dos años antes, Mauricio Álvarez Sarria, el hijo de Meyendorff.

La denuncia que dio origen a este expediente fue dirigida contra el jefe de la UIF por los legisladores Fernando Sánchez, Ernesto Sanz y Martín Lousteau.

El 23/05 el juez federal Julián Ercolini le ordenó a la UIF que entregue documentación vinculada al seguimiento de narcotraficantes reconocidos como Meyendorff, Luis Medina (empresario asesinado de 29 balazos en Rosario), y Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”.

La medida había sido solicitada por el fiscal Taiano.

Según Clarín, la documentación que se obtuvo está vinculada a reportes de operaciones sospechosas (ROS) que no fueron entregados a la Justicia en tiempo y forma.

Taiano ya había imputado a Sbatella por los delitos de encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Según la denuncia, el hijo de Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado a pedido de la justicia de los Estados Unidos, Mauricio Álvarez Sarria, se acogió al blanqueo de capitales lanzado por el Gobierno nacional y que terminó en un fracaso rotundo y Sbatella se demoró en judicializar los reportes recibidos de los bancos.

También se investiga a Sbatella por no haber actuado a tiempo en el caso del narco ‘Mi Sangre’, quien realizó decenas de operaciones financieras hasta que fue detenido en Pilar.

Comments

comments