22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Cristina tentada al «Patria o Buitres»

 a-Monarca-Psicopata-cristina-n   Un economista que conoce a la Presidenta lo dijo así: «El tema está solucionado, el problema es cómo se relata». Para esta visión del entuerto en el que está montada la Argentina, más precisamente en la oficina 26B de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, despacho del veterano juez Thomas Griesa, no hay ninguna duda: nuestro país evitará caer en el default, o sea, antes de que termine el mes habrá encontrado una fórmula para pagar al bono vencido el 30 de junio y a los fondos buitres, sin caer bajo las garras de nuevos litigios.

​Domina el optimismo. Con cierta volatilidad, los bonos argentinos siguen firmes, e incluso Jay Newman, jefe del equipo de abogados del maléfico fondo NML, anunció que aceptarán cobrar una parte en efectivo y el resto en bonos, como lo hicieron Repsol y los países reunidos en el Club de París.

​Haciendo las cuentas de lo que finalmente cobrarán, un abogado buitre deslizó una frase irónica. «Los pagos serán directamente proporcionales a la intensidad de los discursos incendiarios. Cuanto más grite Kicillof contra nosotros, más y mejor cobraremos«.

​Claro que tienen razones para confiar en ese razonamiento. Así fue con Repsol. Así fue también con el Club de París. El Gobierno gritó y mucho. Y pagó más de lo imaginado, dejando más que conformes a los que negociaron por Repsol y el Club de París.

​Pero esta semana, los viejos zorros de la política local -peronistas, claro-, expresaron dudas de que ese sea, finalmente, el camino que tome la Argentina. Fue en la primera reunión del nuevo Consejo Nacional del Partido Justicialista. Allí, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, dijo que «no está tomada la decisión de negociar y, en concreto, Argentina no llevará una propuesta a la reunión que el lunes está pautada con Dan Pollack», el experto mediador designado por el juez Griesa para facilitar el acuerdo con los fondos demandantes de la Argentina.

«CUANTO MÁS GRITE KICILLOF CONTRA NOSOTROS, MÁS Y MEJOR COBRAREMOS», ASEGURÓ UN ABOGADO BUITRE

​En el peronismo se dan estas pistas:

​- Cristina nunca quiso pagarle a los buitres. Fue la voluntad de Néstor Kirchner y había imaginado dejar el Gobierno, en diciembre del 2015, sin haber roto esa promesa. Fue sorprendida cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos no envió consulta al Procurador de Justicia, lo que le hubiera permitido dejarle el problema del pago a los buitres al que viniera.
​- Cristina sigue buscando tiempo. Y, sobre todo, sigue buscando respaldos políticos, mostrando voluntad de pago a los que aceptaron las quitas y declamando la injusticia del sistema financiero internacional. Se podrá decir que la ONU y la OEA carecen de voz en el juicio que la Argentina perdió en todas las instancias de las cortes neoyorkinas. Y es verdad. Pero también lo es que en el mundo de las finanzas se vienen expresando críticas por la ausencia de una legislación global sobre deudas reestructuradas. Si Argentina finalmente defaultea, el sistema financiero también se verá perjudicado, ya que carecerán de sentido las reestructuraciones.
​- Cristina empezó a explorar la posibilidad de que el premier Vladimir Putin, que llegará a la Argentina el próximo sábado 12, un día antes de la final del Mundial de Fútbol, anuncie la constitución de un fondo anticrisis para auxiliar a países acosados por el capitalismo perverso.

​Todo esto puede sonar delirante, pero así como entre los buitres empiezan a hacer cuentas de lo que podrían cobrar cuando Argentina termine aceptando el fallo de la justicia norteamericana, en el Gobierno hay quienes hacen otras cuentas, las que evalúan los sucesivos pasos del default, ya que descuentan que no será general, como el del 2001, sino por etapas, de acuerdo al vencimiento de los bonos. Y cómo ir conteniendo las consecuencias internas de esos sucesivos defaults, aumento de la inflación, del dólar real, de la recesión.

​¿Parece muy loco? Hay más.

LA IMAGEN DE CRISTINA Y LA DEL GOBIERNO CRECIERON 10%

​ Y es algo que entusiasma particularmente a Cristina. En medio de la crisis económica y el procesamiento a Amado Boudou, le llegaron los datos de las últimas encuestas de imagen. En todos los casos, se ve un aumento del 10 por ciento promedio de ella y el Gobierno, en respaldo a la actitud frente a los malísimos buitres. Música en los oídos de una Presidenta que pierde día a día capacidad de fuego y vive como insoportables los últimos meses de su gestión.

​Difícil saber a esta altura si el crecimiento de imagen es por la inflexibilidad ante los holdouts, que estos días no se demostró, o por la vocación de pagar, que es lo que Cristina y Axel Kicillofrepitieron en cada oportunidad, con más o menos cara de perro.

​El panorama es confuso para la opinión pública, para los mercados, pero también para ella misma. Está claro que tiene la tentación populista, típica en nuestras crédulas sociedades, de lanzarse a esos grandes relatos que quedarán por siempre en la historia, aun al costo de hundir al país. Pero la realidad económica es tan deprimente, que difícilmente desconozca que cualquier audacia puede ser un tiro en su propio pie.

​Le encantaría salir a gritar «Patria o Buitres» y terminar el Gobierno a lo «Braden o Perón«, la consigna con la que escaló el General al poder. Tal vez no tiene demasiado claro que, al final de los populismos, cuando ya las máquinas de hacer billetes no dan abasto, es tiempo de acordar en malas condiciones con los malos. A los buenos ya los tenemos cansados.

Comments

comments