28 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El Ejecutivo no respondió a ninguno de los más de mil pedidos de informe del Congreso en el 2013

0010742902   El pasado año, el gobierno de Cristina Kirchner ignoró 1058 requerimientos de información, y apenas dos fueron aprobados por las comisiones legislativas, de mayorías oficialistas. El grueso de las consultas referían a cuestiones de narcotráfico y energía.

El gobierno de Cristina Kirchner no respondió a ninguno de los 1058 pedidos de informe efectuados por el Congreso durante el pasado año, estableciendo un nuevo récord negativo de transparencia y acceso a la información en el Estado.

El dato se desprende de un flamante informe de la Fundación Nuevas Generaciones, que desde el 2012 da cuenta de los mecanismos de control parlamentario y la actuación del Ejecutivo ante los requerimientos de datos.
Según dicho trabajo, elaborado en base a información brindada por el propio Congreso de la Nación, el Ejecutivo ignoró los 1058 pedidos de informe solicitados por los miembros de la Cámara de Diputados durante el 2013, y solo 2 fueron aprobados por las comisiones, conformadas -como el propio cuerpo parlamentario- por mayorías oficialistas.
Es decir, diputados del Frente para la Victoria y agrupaciones aliadas al oficialismo obstruyeron la tarea de control sobre el Poder Ejecutivo que es propia del Parlamento, con el fin de que el Gobierno no dé explicaciones sobre determinados temas apremiantes.
Vale recordar que los pedidos de informe son introducidos por un legislador o un grupo de ellos; si esta petición obtiene el visto bueno de la Comisión correspondiente y en la sesión plenaria de la Cámara, es remitido al Ejecutivo para que dé una respuesta.
En el 2013, los temas de Defensa y Seguridad fueron los que produjeron más requirimientos, constituyendo el 25% de los pedidos de informe. Se trataba, en su mayoría, de peticiones de información vinculada al narcotráfico, un fenómeno que acaparó el debate nacional desde mediados del año pasado.
En segundo lugar, se ubican las solicitudes de datos sobre recursos naturales, medio ambiente y energía, en parte debido a los prolongados cortes que sufrieron varios barrios porteños en el mes de diciembre.
Finalmente, cuestiones referidas al transporte e infraestructura se ubicaron en el tercer puesto de la temática más requerida por los legisladores, interesados especialmente en información acerca del sistema ferroviario, uno de los temas de agenda más candentes luego de las tragedias de Once y Castelar.
Para tener una idea de la magnitud del descenso en acceso a la información que reflejan estos números, vale la pena detenerse en las estadísticas de hace no muchos años atrás. En el año 2004, de 1193 pedidos de informes, 491 resultaron aprobados, mientras que en el 2003 tuvieron el visto bueno 308 de 8040. El promedio de respuestas del Ejecutivo se mantuvo alto en ambos casos.
La tendencia comenzó a cambiar en el 2005, cuando el Congreso renovó la mitad de sus diputados y un tercio de los senadores, con el triunfo indiscutido del kirchnerismo. La invisibilización del Congreso alcanzó su punto alto el pasado año, pero se trató de un proceso que comenzó a acelerarse una vez que el oficialismo retomó el control del Congreso luego de las presidenciales del 2011.
En promedio durante esta década, apenas el 9,9% de los pedidos de informes fueron respondidos por el Ejecutivo, la segunda cifra más baja de la región detrás de Venezuela.

 

Comments

comments