27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Proyecto K para restringir el acceso a Internet

Peligrosas inclinaciones exhibe el Frente para la Victoria acerca de la libertad de expresión. Más allá de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que ignoró a Internet como medio de comunicación porque la obsesión que la inspiró fue embestir contra Grupo Clarín, en días recientes se conoció un proyecto en Entre Ríos para intentar bloquear el acceso a las redes sociales, una iniciativa para procurar que las autoridades estadounidenses individualicen a usuarios de la red social Twitter a quienes el kirchnerismo quería castigar, y ahora un proyecto de ley que es muy peligroso. Con la excusa de la pornografía en la red, una senadora nacional de historia genuflexa pretende instalar un torniquete en Internet.

 Computer-with-Lock  Urgente24). Si bien Sandra Daniela Giménez afirma que ella es médica pediatra y docente universitaria, hace mucho tiempo que vive de profesional de la política. Ella fue integrante, en forma sucesiva, de las administraciones provinciales que, en Misiones, lideraron Ramón Puerta, Carlos Rovira y, ahora, Maurice Closs, de quien fue vicegobernadora antes de su banca actual de senadora nacional.

Por lo tanto, habrá que convenir que Sandra Giménez es peronista. Y que ella es eficiente para satisfacer la genuflexión que habitualmente exigen los diferentes caudillos provinciales argentinos para quienes la meritocracia no existe. También hay que aceptar que ella es tan pragmática como para agradar a gobernadores bastante diferentes entre sí.

Giménez, oriunda de Jardín América, localidad del interior provincial famosa por su salto Tabay, sobre el arroyo Tabay, está casada con el médico Germán Bezus, quién también se desempeña como funcionario público.

En un proyecto de ley, la senadora nacional pretende aplicar un cerrojo sobre la red Internet, con la excusa de que hay que combatir la pornografía.

Acerca de la iniciativa de Giménez, cabe destacar que ya han existido filtros en los llamadoscibercafés, cuyo cumplimiento debería resultar una preocupación municipal o provincial antes que nacional. También existen herramientas en todos los buscadores tipo Explorer o Chrome o Firefox como para restringir la pornografía, tal como sucede en la TV por cable. Luego, los propios buscadores como Google, Yahoo y Bing han tomado medidas contra la pornografía, y en especial contra la pedofilia. ¿Qué puede agregar la senadora nacional?

En vez de concientizar o educar a los mayores (padres y tutores) para que tomen los recaudos con los menores de edad, ella pretende una brutal restricción legal apelando a una iniciativa que podría utilizarse, más adelante, en un concepto mucho más amplio al que ella enuncia.

Además, la imposición de identificación de las preferencias de navegación en la Red que ella propicia para cada usuario es un peligroso avance sobre la libertad de las personas, toda vez que se le exige a cada uno que informe si desea tener una Internet que ella denomina «de acceso irrestricto».

Internet nació libre pero, de tanto en tanto, aparece gente intentando reemplazar la autorregulación por la censura. Giménez ha decidido militar junto a los gobiernos autoritarios como China, Corea del Norte, Cuba, Arabia Saudita y otros países.

Resultan polémicos los fundamentos de su iniciativa que, en forma encubierta, puede resultar un antecedente en formas de restricción a la libertad de expresión:

«En el ámbito de las innovaciones tecnológicas,la aparición en escena de ese gran medio decomunicación que es INTERNET ha supuesto la incorporación de mejoras sustanciales a nuestra calidad de vida, y ha permitido la ampliaciónde nuestros conocimientos respecto al mundo en el que vivimos, aproximándonos al menosen el terreno virtual a realidades sociales y humanas todavía muy lejanas en la distancia.

Pero, como todo cambio, también han surgidoo se han favorecido conductas desviadas que agreden a los más elementales valores de nuestra sociedad, en especial a la dignidad humana. Una de ellas, quizás, la de mayor alarma social,es la distribución y consumo de contenidos de pornografía infantil, puesto que se trata de unfenómeno criminal que se ha multiplicado conla multitud de canales de distribución que ofrece la red.

Existen aproximadamente 4,5 millones de sitios con contenido pornográfico (es decir más de 10% del total de sitios web del mundo) de los cuales unos 100 mil sitios ofrecen contenido ilegal relacionado con pornografía infantil. La búsqueda de contenido pornográfico explica 25% de las búsquedas diarias en internet y 35% de las descargas de contenido. Más de 70 millones de usuarios visita habitualmente sitios con contenido pornográfico y casi la mitad de los usuarios de internet ha visto material pornográfico en internet.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) ha reconocido al tráfico de drogas, de armas y de personas como tres de las actividades delictivas más lucrativas a nivel mundial; en el caso de esta última, se calcula una derrama económica de 32 mil millones de dólares anuales. De este círculo delictivo, la pornografía constituye un negocio central.

Pero el compromiso de los Estados y de la comunidad internacional en el combate contra esta tortuosa y degradante delincuencia pasa por la aplicación real y efectiva, más allá de la firma y ratificación de los convenios internacionales como el caso de la convención sobre los Derechos del Niño y muy particularmente de su Protocolo Facultativo relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, hecho en Nueva York el 25 de Mayo de 2000.

Por todo lo expuesto y teniendo en cuenta que existen herramientas informáticas que nos permiten proteger a los menores de una exposición temprana a contenidos sexuales que afecten su desarrollo, este proyecto de ley busca reducir la exposición de los menores a contenido sexual en forma anticipada a través de un mecanismo de filtro de sitios de acceso restringido, los cuales deberán ser identificados en forma permanente por la autoridad de aplicación, de forma tal que todos los usuarios de internet, si no manifiestan expresamente su voluntad de tener un acceso irrestricto, mantendrán bloqueados los sitios identificados como aquellos con contenido sexual.

Las empresas proveedoras del servicio de acceso a internet deberán instalar los filtros conjuntamente con el acceso a internet a todos los usuarios nuevos e instalar los filtros a los usuarios existentes al momento de la sanción de la presente ley. Si así no lo hicieran, serán pasibles de una multa cuyo producido se utilizará para concientizar acerca de la peligrosidad de la difusión de contenido pornográfico entre los menores de edad a través de internet.

Comments

comments