29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El Gobierno insiste con su acusación contra los holdouts: «Extorsionan y difaman»

 0011261129   «La Argentina no se encuentra como dicen los fondos buitre ‘sentando las bases para un nuevo default’. Al contrario, la Argentina continúa honrando el pago de su deuda externa, tal como lo viene haciendo desde 2005. El 30 de junio, la Argentina pagó en concepto de intereses una suma superior a los 900 millones de dólares», contestó el Gobierno en la comunicación que aparece publicada hoy en los matutinos porteños.

En línea con las palabras que la presidente Cristina Kirchner pronunció en Brasilia, donde aseguró que el país «no va a entrar en default porque va a pagar su deuda», la solicitada responde cada una de las acusaciones que lanzaron ayer los denominados fondos buitre en su escrito, a cargo de la American Task Force Argentina.

«Default es no pagar. La Argentina paga», tituló el Gobierno la solicitada, donde se insiste en que«nuevamente los fondos buitre extorsionan, amenazan y difaman» al país. «Intentan embargar el dinero de los bonistas para lograr una ganancia exorbitante», se explica en el escrito, que lleva la firma de Presidencia de la Nación.

Y continúa: «Luego de fracasar en los más de 900 juicios e intentos de embargo contra el país, los fondos buitre pretenden ahora quedarse con el dinero que es de los bonistas de los canjes 2005 y 2010».

«Así, un 1% de los bonistas pretende perjudicar al 92,4% que aceptó la reestructuración. Los fondos, que quieren obtener una ganancia de más del 1600%, intentan ahora por vía judicial adueñarse de más de 500 millones de dólares. La justicia norteamericana debe liberar los fondos que son propiedad de los bonistas argentinos y permitirles cobrar su dinero«, se agrega en el documento.

En otro de los puntos de la solicitada, el Gobierno vuelve a aseverar que «los fondos buitre no negocian», y manifesta que lo que buscan es «sobreendeudar» a la Argentina.

«Intentan permanentemente que volvamos al modelo de sobreendeudamiento que llevó al default de 2001. No intentan que la Argentina pague 1600 millones de dólares. Quieren que el país tome un nuevo endeudamiento por valores de 120.000 millones de dólares y que, según los analistas, podría superar los 500.000 millones», resalta el escrito tal como ayer lo expresó la jefa de Estado durante su alocución en la cumbre de los Brics y la Unsaur.

Para la Rosada, está claro que «mediante esta maniobra» los holdouts «quieren poner al país contra las cuerdas». «Cuando los recursos financieros no son suficientes los países deben recurrir, como la Argentina hizo en el pasado, a hipotecar sus activos estratégicos y sus recursos naturales», completa la solicitada.

Comments

comments