29 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Tensión en la Villa 21-24: un ladrón murió durante un asalto piraña a dos policías de civil

 villA   Es una de las variantes del robo piraña: consiste en rodear un auto que está frenado en un semáforo y comenzar a hurtar todo lo que hay en el interior. El problema fue que esta vez las víctimas eran dos policías de civil que viajaban en una camioneta de la fuerza sin identificar, que se dirigían a dejar insumos al Hospital Churruca. Los uniformados se resistieron y el episodio terminó con uno de los ladrones muertos y otro herido. Esa es la versión oficial. Los vecinos denunciaron que hubo «gatillo fácil» y se enfrentaron con la Gendarmería.

Los incidentes ocurrieron hoy antes del mediodía sobre la avenida Iriarte 3500, frente a la Villa 21-24, en el barrio porteño de Barracas. Según la el relato oficial, el policía que conducía se resistió a los tiros, hiriendo a dos de los ladrones. Uno de ellos murió y el otro permanece internado y gravemente herido en el Hospital Penna, con custodia policial.

 Los vecinos denunciaron que hubo «un nuevo caso de gatillo fácil» y reaccionaron incendiando la camioneta Renault Kangoo en la que circulaban los policías y apedrearon a los efectivos de la Gendarmería, que desplegaron un operativo en la zona para dar con los implicados.

El portal Mundo Villa identificó a los supuestos delincuentes como los hermanos Gabriel Vaca y Mario Gustavo Ruiz, de 41 y 43 años, respectivamente. Y contó la versión de los vecinos: «Gabi recibió un disparo en el tobillo y al caer al piso unos de los efectivos se acerca y apoya su arma en la nuca y efectúa el disparo que termina quitándole la vida. Mario recibe un disparo en el pecho y quedando inmóvil; cuando los efectivos quisieron actuar de la misma manera que habían ejecutado a Gabi los vecinos salieron a reprimir la situación».

El sitio también informó que Gabriel trabajaba en la Cooperativa de Limpieza de la Casa de la Cultura, que la ministra Teresa Parodi inauguró frente a la villa, pero aclaró que «hace cuatro meses que no cobraba su sueldo».

En los distintos canales de noticias los vecinos manifestaron su indignación. «Gabriel no estaba haciendo nada, estaba parado cerca de su casa. Le pegaron un tiro y cuando nos quisimos acercar a ayudarlo, lo remataron como a un perro, porque no tenía arma», contó uno. «Yo me quise acercar y me pegaron un culatazo», añadió otro.

«Los policías estaban re drogados. Tiraron para todos lados y le pegaron a Gabriel. Después la hermana salió a defender a Mario porque lo estaba pateando en el piso. El policía le puso el arma en la cabeza y la amenazó. Se creen mejores que nosotros», protestó una cuñada del fallecido.

Por su parte, la Prefectura encintó la zona para realizar las pericias e intentar determinar qué sucedió. Interviene la comisaría 34 y la fiscalía de turno.

 

Comments

comments