22 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Trasciende el pacto secreto entre Urribarri y el comisario Massuh

N. de la R.: Hubo una rebelión policial en Entre Ríos, en diciembre de 2013, continuación de la que había comenzado en Córdoba y que también incluyó a las policías de Chaco, Tucumán y otras provincias. Y hubo un acuerdo entre el poder político y los rebeldes, que en ningún caso fue honrado, mala señal para los agitados tiempos que vienen, con el conflicto social cabalgando sobre la inflación. Hay documentación, que obviamente aportan los rebeldes que se sienten traicionados, acerca de los acuerdos que creyeron haber alcanzado en aquel momento. Ese es el contexto del audio que acaba de trascender y agita a la provincia que tan mal gestiona Sergio Urribarri (presidenciable sólo para un sindicalista traidor, según Hugo Moyano, como es el caso del chofer de taxis Omar Viviani).
 
«(…) De la escucha atenta del archivo de audio de ese cónclave, cuya desgrabación completa ofrecemos más adelante, surgen evidencias incontrastables sobre un aumento salarial prometido a la Policía, que no debía llegar a conocimiento de la población. Es decir, fue negociado a espaldas de todos los entrerrianos, y, con especial cuidado de que no lo supieran los gremios que representan a los restantes empleados públicos. 
En resumen, estos son los principales datos que el Comisario Massuh y sus subalternos comunican a los insubordinados: 
• Aumento Secreto. Según Massuh, antes de la rebelión de Concordia, la Policía ya había conseguido un aumento «muy superior a los $700 prometidos al resto de los empleados públicos». «Por supuesto, no pudimos salir a decirlo. Ese fue tal vez el error, que lo asumimos porque no podíamos, porque de alguna manera le complicábamos al gobierno la situación de arreglo con la administración pública, docentes, judiciales». 
• Ventajas sobre los demás empleados públicos. «Yo siempre saqué 6, 7, 8 puntos más arriba que la administración pública. Siempre. Siempre», se jacta el Comisario Massuh. 
• El consejo: «Reciban el aumento calladitos». «Lo que no podemos es salir a publicar eso (el aumento) porque se nos complica. Le complicamos la negociación al gobierno. En un momento el ministro me dice ‘pero escuche, no hay nadie pensante que vea que si nosotros publicamos esto se van a perjudicar ustedes mismos. Ustedes tiene que recibirlo callados, calladitos'». 
• Más beneficioso que lo acordado en Concordia. «Va al básico, como se pedía. Es más beneficioso (que lo acordado tras los saqueos en Concordia) en plata, porque vamos a cobrar más de $3.000 todos. Algunos van a cobrar $4.000. Otros un poco menos, pero pasando los $3.000». 
• «Manotear algo». «Estamos con otra negociación, que ni la quiero decir porque si no sale me van a matar. Pero estoy tratando de ver cómo arreglan los gremios y por ahí podemos manotear algo, pero no tenemos que decir nada. Es una lucha. Si sale, sale. Si no sale…» 
• Rechazo absoluto a reformas de fondo en la Policía. «Después de todas estas cosas que sucedieron (la rebelión de diciembre de 2013), aparecen los iluminados a decir cómo se debe arreglar la policía, desde un jefe civil hasta una forma de conducción horizontal. Imposible hacer eso». 
La falta de transparencia y los saqueos 
«A veces no encontramos razón de por qué esto se fue de las manos, por qué se originó el conflicto de Concordia», se escucha decir al comisario Héctor Massuh. 
El supuesto asombro de Massuh se basa en que, según él mismo lo asegura, antes de la sublevación que derivara en los saqueos y las muertes en la capital del citrus, el gobierno provincial ya había accedido a aumentar los salarios policiales. «Por supuesto, no pudimos salir a decirlo. Ese fue tal vez el error, pero un error que lo asumimos porque no podíamos salir a decirlo, antes que se desatara el conflicto, porque de alguna manera le complicábamos al gobierno la situación de arreglo con la administración pública, docentes, judiciales». 
«Yo lo hice circular pero parece que eso no bastó o no se dio bien la comunicación o el mensaje», se justifica. 
Más adelante, Héctor Massuh insiste con el secreto como metodología para lograr una recomposición salarial: «Yo quiero que ustedes escuchen, que le lleven a sus compañeros. Lo que no podemos es salir a publicar eso porque se nos complica. Le complicamos la negociación al gobierno. En un momento el ministro me dice ‘pero escuche, no hay nadie pensante que vea que si nosotros publicamos esto se van a perjudicar ustedes mismos, ustedes tiene que recibirlo callados, calladitos’. Si a ustedes lo que les interesa es que cuando van a sacar la plata del cajero lo reciban. ¿Para qué vamos a salir a publicar?». 
Por si quedasen dudas sobre la absoluta falta de transparencia en la negociación, al final del archivo de audio al que pudo acceder El Entre Ríos, Massuh envuelve al futuro en un cierto halo de misterio: «Y ahí estamos con otra negociación, que ni la quiero decir porque si no sale me van a matar. Pero estoy tratando de ver cómo arreglan los gremios y por ahí podemos manotear algo, pero no tenemos que decir nada. Es una lucha. Si sale, sale. Si no sale…». 
De ser cierto, como se escucha decir a Massuh, que el gobierno ya había concedido un aumento antes del 8 de diciembre de 2013, el interrogante salta con fuerza: ¿de haberse actuado con la transparencia que exige la vigencia de la democracia y del estado de derecho, se habrían evitado el caos, los saqueos y las muertes en Concordia? 
No caben dudas del proceder equivocado de los policías que dejaron desguarnecida a la comunidad, pero, ¿pudo haberse evitado? ¿Fue el secretismo de las autoridades un disparador de la rebelión? 
Una pizca de autocrítica parece emerger de esta otra frase del jefe máximo de la policía entrerriana: «Lamentablemente a veces se comunica bien y a veces se comunica mal». 
¿Por qué publicar lo sucedido en una reunión a puertas cerradas? 
Tras recibir el archivo de audio mediante un correo electrónico anónimo, El Entre Ríos procedió primero a indagar acerca de su autenticidad. Una vez confirmada, el paso siguiente fue develar si el contenido de la conversación era de carácter privado o versaba sobre asuntos públicos. 
La decisión de ponerlo al alcance de los lectores surgió tras constatar, de manera indubitable, que, lejos de rozar la intimidad de las personas, lo hablado por Massuh y sus funcionarios se centra en aspectos que el ciudadano tiene derecho a conocer, tales como el manejo de los fondos públicos y la política salarial del gobierno entrerriano. 
El secreto en los tiempos de internet 
Internet hace posible la máxima transparencia en el manejo de las cuestiones de Estado. 
Semejante desactualización de la información refuerza aún más la idea de que el ocultamiento constituye una verdadera metodología. 
Celulares indiscretos 
Otra tecnología de estos tiempos es el smartphone. 
El celular dejó de ser un simple teléfono para convertirse en una verdadera computadora, entre cuyas aplicaciones gratuitas están las que permiten grabar conversaciones. 
Cabe suponer que el audio al que accedió El Entre Ríos fue captado mediante uno de esos aparatos, empleado por su dueño pudo burlar el carácter reservado del encuentro. 
«Ustedes no se pueden manifestar en forma colectiva. Está bien establecido. Es un delito grave, una infracción grave. Pero yo voy a tener la deferencia de informarles cómo es la cuestión para que ustedes les digan a sus compañeros. Ustedes después sabrán lo que van a hacer y yo sé lo que debo hacer. Lo tengo bien claro», advierte Massuh. 
Es posible que la grabación se haya llevado a cabo con la intención de hacérsela escuchar a los «compañeros». 
Semanas después de esta conversación, se produciría la detención de los policías acusados de encabezar la rebelión de Concordia, ordenada por la Justicia. 
La desgrabación textual completa 
Éste es el contenido del archivo de audio, tal como fuera recibido por El Entre Ríos: 
Massuh: -Yo no sé si el mensaje llega o no llega y el camino que tiene que tener es el camino del orden jerárquico. Si nosotros rompemos ese orden estamos en la lona, como institución. No como Massuh. Yo estaré un tiempo más y me iré pero la institución tiene que quedar, ¿no? Ustedes son gente joven. Y jamás debemos perder la verticalidad de la fuerza. Lamentablemente a veces se comunica bien y a veces se comunica mal, pero yo creo que el único camino es el que tenemos establecido. El día en que se modifique la ley seguramente se podrá hacer otra cosa, pero hoy la ley nos dice eso y tenemos que ser respetuosos de la ley. 
Creo que el camino que tomaron algunos, se equivocaron mal. Lamentablemente no ha habido alguien que los aconseje tal vez, porque detrás de esa movida hay familias y las que van a sufrir las consecuencias generalmente son las familias. Porque esto va a tener una resolución no muy buena. Estamos hablando de la gente de Concordia. Hemos quedado muy mal parados como institución. Esto está en manos de la Justicia y consecuentemente la faz administrativa acompaña cuando hay un proceso judicial. Ustedes lo saben. 
Pero bueno, me habló el subjefe, me habló…. Ustedes saben que lo que ustedes hacen está mal y no es lo que dice la ley. Ustedes no se pueden manifestar en forma colectiva. Está bien establecido. Es un delito grave, una infracción grave. 
Pero yo voy a tener la deferencia de informarles cómo es la cuestión para que ustedes les digan a sus compañeros. Ustedes después sabrán lo que van a hacer y yo sé lo que debo hacer. Lo tengo bien claro. El aumento que nosotros conseguimos yo creo que es el más apropiado. A eso lo teníamos antes de que empiece todo esto. Ya estaba concedido. A veces no encontramos razón de por qué esto se fue de las manos, se originó el conflicto de Concordia. Pero esto es lo que teníamos. Es un aumento interesante. Ustedes tienen que tener en cuenta que la administración pública sólo ha conseguido 700 pesos y de ahí el gobierno no se va a mover. Si ustedes ven el aumento que le da a la policía es superior con una cifra muy importante respecto de los otros aumentos. El gobernador siempre tuvo la consideración con la policía. Lo que pasa es que no se puede hacer público, porque si nosotros lo hacemos público nos perjudicamos nosotros mismos. 
Funcionario policial: -Incluso los $700 son un plus hasta arreglar paritarias. A nosotros ya nos aumentaron a partir de diciembre. Nosotros ya empezamos a cobrar y seguimos cobrando. No es que vamos a dejar de cobrar. 
Massuh: -Y con alguna posibilidad más adelante de arreglar más. Porque la idea, hace mucho, si ustedes son objetivos en el miramiento de las cuestiones salariales, yo siempre saqué seis, siete, ocho puntos más arriba que la administración pública. Siempre. Siempre. Y, si no, pidan los resúmenes. Él está de testigo que inclusive los gremios, los otros días, cuando se reunieron, cuestionaban por qué la policía siempre saca más que ellos. Pero tenemos miles de argumentos para demostrarles lo que hace un policía y lo que hace la administración pública, las horas que trabaja el hombre policía, el riesgo que tiene. Esto que se consiguió, por supuesto, no pudimos salir a decirlo. Ese fue tal vez el error, pero un error que lo asumimos porque no podíamos salir a decirle, antes que se desatara el conflicto, porque de alguna manera le complicábamos al gobierno la situación de arreglo con la administración pública, docentes, judiciales. 
Yo lo hice circular pero parece que eso no bastó o no se dio bien la comunicación o el mensaje. Así que, el hecho de que ustedes hoy estén acá, no es que yo acepte los reclamos en forma colectiva. De ninguna manera yo, como jefe de policía, puedo aceptar eso, voy en contra de lo que me dice la ley. Y vuelvo a reiterar, no es un capricho de Massuh. Lo mío es una circunstancia del destino que sea el jefe de policía. Nunca me la creí. Soy un hombre común y mañana estaré caminando la calle como cualquier mortal. El hecho es que hay que cuidar la institución. Porque ustedes vieron que después de todas estas cosas que sucedieron, aparecen los iluminados a decir cómo se debe arreglar la policía, desde un jefe civil hasta una forma de conducción horizontal. Imposible hacer eso. Y si no, veamos las provincias que han desaparecido como instituciones policiales. 
Pero además yo quiero hacer hincapié en algo que a veces no se informa bien. Yo me hice asesorar con gente que conoce cómo llegaron a un arreglo las otras provincias. Las otras provincias lo hicieron con montos fijos y no remunerativos. Nosotros acá no tenemos nada en negro. Por eso cuando salen a decir que hay códigos en negro, que vengan y me digan qué código tenemos en negro. No existe un sólo código en negro. Todo remunerativo. 
Cuando se hizo ese mamarracho, esos personajes hicieron todo lo que hicieron y se fueron totalmente hacia el otro lado de lo que debe guardar la postura un policía más allá del reclamo que podrían haber hecho, ni siquiera ellos tuvieron en cuenta el aumento para los retirados. Cosa que yo planteé al ministro, que a los retirados no los podemos dejar afuera. Son policías que han pasado toda una vida y mañana todos vamos a estar retirados. Por eso tiene que ser remunerativo y para todo el personal. Las otras provincias arreglaron con montos fijos no remunerativos. O sea que el retirado no sé lo que va a hacer. 
Y nosotros corremos también con la ventaja de que el hombre que se retira se lleva el 82%. Puede haber algún descuento y eso es algo que estamos trabajando, si podemos lograr que no se descuente el 2% que es para la Caja. Pero si ustedes ven otros organismos, como el Estado Nacional, llámese Ejército, Policía Federal, Gendarmería… Por ejemplo, para que ustedes tengan idea, a fin de año se retiró el General del Ejército de toda la Nación y cobraba algo de 28, 29 mil pesos. ¿Saben cuánto cobra ahora? 2.800 pesos. Todo lo que le pagan a las fuerzas armadas es en negro. Nosotros tenemos todo blanqueado. 
Yo quiero que ustedes escuchen, que le lleven a sus compañeros. Lo que no podemos es salir a publicar eso porque se nos complica. Le complicamos la negociación al gobierno. En un momento el ministro me dice ‘pero escuche, no hay nadie pensante que vea que si nosotros publicamos esto se van a perjudicar ustedes mismos, ustedes tiene que recibirlo callados, calladitos’. Si a ustedes lo que les interesa es que cuando van a sacar la plata del cajero lo reciban. ¿Para qué vamos a salir a publicar? Coméntales cómo es… 
Funcionario policial: -El arreglo este de diciembre fue hecho, como decía el jefe, antes de que pasaran todos estos cuestionamientos de Concordia. Se había arreglado, tres códigos se modificaron. El 176 que es un plus por mayor servicio de seguridad que, en ese momento, el agente cobraba $920 pesos, los suboficiales $800 y pico y los oficiales un poquito menos. Entonces pasó a un monto fijo. Para los de arriba $2.000, para el resto del personal $2.500. Ese fue uno de los códigos que se modificó, que es el más grueso para toda la planta. 
Después se modificó el código 181, que es de riesgo y peligrosidad, que cobran los que están en comisarías, y por lógico eso influenciaba en el código 244 por responsabilidad funcional. Si lo dejábamos como estaba, el jefe de división iba a cobrar menos. Entonces, se tuvo que modificar ese código, pero fue para ver la distancia, para que siga la verticalidad también en los sueldos. 
Y en definitiva eso significó, para el agente, $1.600 de aumento. Un poquito menos para los de arriba, 1400 más o menos; entre esos valores, entre $1.600 y $1.400, fue el aumento de diciembre. Fue lo que cobraron cada uno de ustedes… ¿Cuánto cobraste vos del plus el sábado? 
Policía: -Yo $1.800. 
Otro policía: -Yo $2.100. 
Funcionario policial: -El aumento que nos dieron en diciembre fue de $1.600. El gobierno, para solucionar un poco, paliar un poquito la situación esta, les dio en el mes de diciembre $400 de oficial inspector para abajo. Por eso hay gente que cobró $2.000, pero el aumento es de $1.600. 
Policía: -¿Y esos $400 no van a quedar incorporados? 
Funcionario policial: -No. No quedan incorporaos. Eso fue algo especial para diciembre no más. Van a quedar $1.600 como aumento. 
Policía: -¿Eso ya queda fijo? 
Funcionario policial: -Eso ya queda en el sueldo. O sea que ahora, cuando cobren ustedes enero, van a cobrar con $1.600 más. 
Massuh: -Claro, pero después se corrige en marzo. 
Funcionario policial: -En marzo, en base a esta escala de diciembre, se le va a aplicar un 20% en el básico. En todos los códigos, mejor dicho. Porque nosotros tenemos varios códigos, que, como dijo el Jefe, son todos remunerativos. O sea que lo que cobramos nosotros como activos van a cobrar los jubilados también.  ¿Qué pasa? En marzo está el compromiso de que va a pasar todo al básico. O sea que vamos a tener 20% de aumento en toda la escala. En diciembre por ejemplo, el aumento del agente sería del 31%. En cambio en general es un 12%. ¿Por qué? Porque es un monto fijo, entonces achata la escala. Con la escala de marzo, hacemos una pequeña elongación y le damos 20% a todas las jerarquías. 
Policía: -¿Ese 20% va incorporado al básico? 
Funcionario policial: -Vos tomás el básico y a tu básico le vamos a aplicar un 20%. Pero no solamente el básico. También se le va a aplicar el 20% al código 17 que tenemos, al 130, todos los códigos. 
Policía: -¿A todos un 20%? 
Funcionario policial: -En total va a ser un aumento del 20%, ¿entendés? Y eso significa, por ejemplo, para el agente, 1400 pesos, más los 1600, serían 3000 pesos, que es más o menos lo que habían arreglado en Concordia, ¿no? En el arreglo que habían hecho era 3.300 para toda la escala. Acá no. Al aplicar el 20% va a impactar de distintas maneras… por ejemplo -bueno, yo no traje los anteojos, pero…- un suboficial mayor 1900 pesos va a cobrar en marzo y 1700 en diciembre, ya ahí pasa los 3000, 3600 pesos va a cobrar, y así toda la escala. O sea que van a cobrar un poco más que lo que se había pactado. 
Massuh: El agente se va, en el bolsillo, a $8.200. 
Funcionario policial: -Sí, $8.195, $8.200. 
Massuh: -Eso sin el código de seguridad. 
Funcionario policial: -No. Eso es con el código de seguridad. $6.900 sería sin el código. O sea, en definitiva, si nos dan en marzo el 20 %, que puede ser más -eso depende de lo que pacten con los gremios-, nosotros superamos los $3.000, $3.300 que se habían pactado en Concordia. El único que va a cobrar $3.000 va a ser el agente. De ahí para arriba va a ir aumentando. 
Massuh: -Hoy un comisario general gana más que yo. Nosotros estamos como funcionarios. No hay aumentos. Pero… esa escala es buena. 
Funcionario policial: -Va al básico como se pedía. Es más beneficiosa en plata, porque vamos a cobrar más de $3.000 todos. Algunos van a cobrar $4.000. Otros un poco menos pero pasando los $3.000. 
Massuh: -Y ahí estamos con otra negociación, que ni la quiero decir porque si no sale me van a matar. Pero estoy tratando de ver cómo arreglan los gremios y por ahí podemos manotear algo, pero no tenemos que decir nada. Es una lucha. Si sale, sale. Si no sale…»

Comments

comments