La mandataria brindó una conferencia de prensa en el Hotel Mandarin de Nueva York, donde ante representantes de la prensa argentina dijo haberse”horrorizado” al ver a “medio gobierno norteamericano” seguir por televisión el operativo contra el terrorista yihadista, realizado en Pakistán en mayo de 2011

 0011593149    En lo que fue su tercera aparición del día, tras hablar ante la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU, Cristina Kirchner brindó una conferencia de prensa en el Hotel Mandarin de Nueva York, donde ante un grupo de periodistas argentinos cuestionó a los Estados Unidos por no haber enjuiciado al terrorista Bin Laden, abatido durante un operativo militar llevado a cabo en la ciudad pakistaní de Abbottabad el 1 de mayo de 2011.
La jefa de Estado dijo haberse “horrorizado” al ver a “medio gobierno norteamericano frente a un televisor”, siguiendo la operación “en la que capturaban a Osama Bin Laden en un casa y se lo llevan de ahí”. La referencia de la mandaria es para una recordada fotografía, en la que se puede observar al presidente norteamericano, Barack Obama, y la por entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, junto a otros miembros del gobierno de los Estados Unidos siguiendo con atención las acciones que tenían lugar en Pakistán.
“Había que meterlo preso, capturarlo, pero ¿trasmitirlo por televisión? ¿Eso no genera ideas de que otros quieran trasmitir por televisión cosas? Yo no lo hubiera hecho, sí hubiese tomado la decisión de un juicio”, afirmó Cristina Kirchner, al referirse a lo ocurrido con Bin Laden,responsable de numerosos ataques terroristas, que dejaron como saldo la muerte de miles de víctimas inocentes.
La mente criminal de Bin Laden, fundador del grupo terrorista Al-Qaeda, ideó, entre otros, los ataques a las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, en agosto de 1998. Pero la más brutal de sus agresiones se concretó el 11 de septiembre de 2001, en los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono, que provocaron casi tres mil muertes y más de seis mil heridos.
Al seguir hablando del tema, Cristina Kirchner consideró que en casos como el de Bin Laden debe “actuarse con eficiencia, pero con criterio humanitario, de respeto a los derechos humanos”. Y agregó: “Si vos, porque alguien viola los derechos humanos, te convertís también en violador de los derechos humanos, está mal. A un caníbal no se lo puede comer uno, hay que encerrarlo y juzgarlo en todo caso”.
“Esa es mi percepción. El terrorismo logra y genera comportamientos simétricos, que alimenten su cuota de crédito para seguir matando gente”, concluyó. Por los dichos de la Presidente se puede inferir que la relación entre la Argentina y los Estados Unidos no pasa por su mejor momento.
Cabe recordar que días atrás el Gobierno citó al embajador interino y encargado de negocios de la Embajada norteamericana, Kevin Sullivan, para pedirle que no opine sobre cuestiones de política interna. Incluso el canciller Héctor Timerman amenazó con echar a Sullivan de la Argentina. El conflicto se desató porque Sullivan había dicho que creía “importante que Argentina salga del default lo antes posible”.
Durante la rueda de prensa realizada en el Hotel Mandarin, Cristina Kirchner volvió a referirse a lo ocurrido con Sullivan. Dijo que fue “absolutamente impropio que el encargado de negocios haga comentarios sobre cuestiones internas del país porque fue precisamente un juez norteamericano (Griesa) el que quiere provocar una cosa que no existe”.

Comments

comments