25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

40.000 migrantes han muerto en el mundo desde el año 2000, según reporte

131003115832-lampedusa-italy-boat-story-top
El cadáver de un inmigrante ahogado es descargado de un barco de la Guardia Costera en Lampedusa en octubre de 2013.

Cada día, refugiados y migrantes arriesgan sus vidas en la búsqueda de una nueva vida. Ahora, un nuevo informe de la Organización Internacional para las Migraciones ha dado una cifra al número de víctimas: por lo menos 40.000 muertes desde el año 2000.

Según la OIM, más de la mitad de los que murieron, unas 22.000 personas, estaban tratando de llegar a Europa.

Casi 6.000 muertes más de migrantes se produjeron a lo largo de la frontera Estados Unidos y México y otras 3.000 muertes por las rutas de migración, incluyendo el desierto del Sahara de África y las aguas del Océano Índico, según el estudio del grupo.

«Nuestro mensaje es contundente: los migrantes se están muriendo sin necesidad alguna», dijo el Director General de la OIM, William Lacy Swing.

«Es el momento de hacer algo más que contar el número de víctimas. Es el momento de involucrar al mundo para detener esta violencia contra los migrantes desesperados».

El informe de la OIM, publicado el lunes y titulado «Fatal Journeys – Tracking Lives Lost during Migration» (Viajes fatales – Rastreando las vidas perdidas durante la migración) coloca el número de aquellos que han muerto en su deseo de llegar a Europa, en casi 4.000 desde principios de 2013.

Más de las tres cuartas partes de esas víctimas murieron en los primeros nueve meses de este año, muchos de ellos, después de ser objeto de tratas, se ahogaron en frágiles embarcaciones desde las costas del Oriente Medio y del Norte de África a través del Mediterráneo.

Dos naufragios frente a la pequeña isla italiana de Lampedusa, en los que murieron más de 400 migrantes en octubre pasado, fueron el motivo de titulares en todo el mundo y propiciaron peticiones de acción.

La Marina de Guerra de Italia lanzó la operación «Mare Nostrum» para tratar de encontrar y rescatar a los migrantes desamparados. No obstante, han ocurrido muchos más naufragios y muchas más muertes en el año desde entonces.

Sólo este mes, testigos dijeron a la OIM que hasta 500 personas habían muerto, incluyendo mujeres y niños, cuando los traficantes de personas hundieron intencionalmente su barco en el Mediterráneo, frente a Malta. Sólo se han encontrado 11 supervivientes.

Algunas de las personas a bordo iban huyendo del conflicto en Siria o en Gaza; otros buscaban la oportunidad de escapar de la persecución o de la pobreza y construir una vida mejor.

Eritreos y sirios son la mayoría de aquellos que han llegado a Italia en lo que va de este año, dijo la OIM.

Amnistía Internacional: «Prueba de supervivencia»

El grupo de derechos Amnistía Internacional publicó un nuevo informe el martes, acusando a la Unión Europea y a sus estados miembros de «imponerles una prueba de supervivencia a los refugiados y migrantes».

Su investigación indica que, en lo que va de este año, la cantidad de personas que ha muerto en el Mediterráneo es al menos de 2.500.

«En ausencia de rutas seguras y regulares a Europa, aceptar el riesgo de ahogarse en el Mediterráneo central es el precio que muchos refugiados y migrantes deben pagar para tener acceso al asilo y a oportunidades laborales», decía la misma.

El grupo pide que Europa haga más, señalando que mientras que Italia ha asumido la carga de los rescates de migrantes en el Mediterráneo durante el año pasado, tampoco está dispuesta a hacerlo de forma indefinida. Esto es, en parte, debido a que luego se hace responsable de aquellos a quienes ha rescatado, quienes a menudo quieren llegar a otras naciones europeas.

El grupo de derechos humanos advierte que si Italia recorta su operación sin un nuevo sistema establecido, o sin una mejor respuesta de parte de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores, Frontex, muchas más vidas se perderán en el mar.

Amnistía Internacional también advierte que con los actuales disturbios en el Oriente Medio y los conflictos de larga duración en otros lugares, es improbable que el número de personas que tratan de llegar a Europa descienda. El informe decía que decenas de miles de personas están atrapadas y buscando una salida de la cada vez más anárquica Libia, un importante país de tránsito.

Con el cierre de las rutas terrestres a través de Turquía, Grecia y Bulgaria, muchos no ven otra opción mas que emprender el peligroso viaje por mar.

«En 2013, el 48% de todos los que entraron de manera irregular y el 63% de todos los que llegaron de forma irregular por vía marítima a la Unión Europea, procedían de Siria, Eritrea, Afganistán y Somalia, países desgarrados por el conflicto y los abusos generalizados contra los derechos humanos», dijo el informe.

Una ‘respuesta áspera’ para los migrantes

La OIM advierte que es probable que el verdadero número de migrantes muertos sea «considerablemente mayor» que el número documentado para su informe.

«A pesar de que se gastan grandes sumas de dinero en la recopilación de datos de migración y control de fronteras, muy pocas agencias recopilan y publican datos sobre las muertes de migrantes», dijo el jefe de investigación de la OIM, Frank Laczko.

Muchos migrantes desaparecen y mueren sin dejar rastro cuando emprenden peligrosos viajes a través de desiertos o mares.

«La paradoja es que en momentos en que una de cada siete personas en el mundo son migrantes de una forma u otra, estamos viendo una respuesta extraordinariamente áspera frente a la migración en el mundo desarrollado», dijo Swing.

«Las oportunidades limitadas para la migración segura y regular, conducen a que los posibles migrantes caigan en manos de contrabandistas, alimentando así un comercio sin escrúpulos que amenaza las vidas de personas desesperadas». Necesitamos ponerle fin a este ciclo.

«Los migrantes indocumentados no son criminales. Son seres humanos que necesitan protección y asistencia, y que además merecen respeto».

Al poner de relieve la terrible cifra de migraciones, la OIM espera desalentar a los posibles migrantes y evitar que caigan en manos de bandas criminales y traficantes sin escrúpulos, así como también presionar a las naciones desarrolladas a cambiar sus políticas para crear vías más seguras para la migración legal.

Frontera de Estados Unidos y México

Se estima que unos 230 migrantes murieron entre enero y septiembre de este año tratando de cruzar la frontera entre México y los Estados Unidos, decía el informe. Debido a que la información de la región es tan desigual, las cifras no incluyen los posibles varios cientos de personas que mueren en América Central cada año cuando emprenden su camino hacia la frontera al norte.

Según el informe, entre el año fiscal 1998 y el año fiscal 2013, un total de 6.029 inmigrantes fueron encontrados muertos en el lado estadounidense de la frontera.

En promedio, se han perdido cerca de 100 vidas al año en los mares limítrofes de Australia, aunque el número ha disminuido significativamente este año, dijo la OIM.

La mayoría de los que viajan en barco salen de Indonesia, y la gran mayoría en los últimos años proceden de Afganistán, Irak, Irán y Sri Lanka.

Comments

comments