21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Atrapado sin salida, el FAUNEN mira hacia al PRO, que deshoja la margarita

 535eb26ed3ca3_651x445   La Margarita (Stolbizer), tal como la flor, se deshoja hoy por pétalos: “A (Mauricio) Macri lo quiero mucho, poquito o nada”. Ocurre tras un mal sueño, en el cual se suceden fotogramas de una película que avizora como final la implosión del Frente Amplio UNEN (FAUNEN): la foto del radical Gerardo Morales con el líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa; el enojo de Pino Solanas con Julio Cobos por hacer acuerdos a sus espaldas; y un Hermes Binner que se encierra en sí mismo y en su socialismo santafecino mientras el narcotráfico en su provincia erosiona su imagen.
Hay una verdad a tener en cuenta: lo que ocurre a nivel nacional dentro del principal frente opositor a todas las vertientes peronistas, repercuten y se acentúan en el principal distrito del país, la provincia de Buenos Aires.
En este marco interno convulsionado, a la titular del GEN, Stolbizer, no le queda otra cosa que empezar a ver con ojos cariñosos a su histórica rival, Elisa Carrió, y su idea de formar una alianza con el partido de Mauricio Macri. Entre los íntimos, ella ya habla de “tragarse el sapo”obligada por los números que se desprenden de las insensibles matemáticas electorales. Y Carrió le retruca que el sapo puede terminar siendo una rica rana a la provenzal.
El cálculo es simple: por ser una elección con cargos ejecutivos, los candidatos a Presidente, gobernador e intendentes traccionarán los votos a diputados y senadores provinciales y nacionales, además de concejales. Y esas cuentas a Margarita no le dan positivamente porque, más bien, entran en el terreno de los números negativos. El GEN y la Unión Cívica Radical (UCR) perderían una sorprendente cantidad de las bancas que hoy gozan en caso de no llegar bien armados y posicionados para las elecciones de 2015.
Pero otras escenas empiezan a preocupar a los dirigentes no peronistas, y es que el Kirchnerismo no ha perdido la iniciativa y sigue con su objetivo de «ir por todo»: el contraataque del gobierno sobre el Grupo Clarín, la intención del CFK de garantizarse impunidad con el nuevo Código Procesal Penal, la aceleración de la ocupación de espacios estratégicos por parte de La Cámpora y el fantasma de un “autogolpe fallido” que de argumento para la victimización y un posterior ataque a las instituciones democráticas y una persecución despiadada a la oposición con intervención a medios de comunicación, al mejor estilo venezolano, para garantizar la “eternización de Cristina”.
Hasta el hecho de inseguridad que sufrió el periodista Marcelo Longobardi dispara todo tipo de conjeturas y ninguna habla de un robo “al voleo”.  
En este clima enrarecido y virulento como el ébola, Carrió busca en encuentros informales cerrar acuerdos con Macri, y como gesto de buena voluntad viene ordenando a sus tropas en las diferentes provincias impulsar acuerdos con el PRO (como el que se está gestando en Entre Ríos con el senador del PRO y candidato a gobernador, Alfredo de Angeli). Es así que en la provincia de Buenos Aires, su ladero y titular del Movimiento Social por la República (MSR), Héctor “Toty” Flores, se aprestaría a negociar formalmente con los principales referentes macristas bonaerenses.
De hecho, mientras Flores recorría en los últimos meses la provincia de Buenos Aires, aprovechaba para encontrarse con líderes locales del macrismo, como sondeo previo a un futuro armado.
Flores, con seguridad precandidato a gobernador por FAUNEN, al igual que María Eugenia Vidal lo será por el PRO, parece contar con el respaldo del titular del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, quien ya aceptó la idea que en las PASO el electorado decida quienes serán los candidatos y que luego todos los que perdieron apoyen a los ganadores.
No sería extraño, entonces, que los celulares de la Vidal y el líder del MSR, “Toty” Flores, empiecen a calentarse con llamadas mutuas. Ambos podrían ser contrincantes en las PASO pero también son conscientes que tienen a los mismos adversarios que derrotar.
“Estoy seguro que María Eugenia coincide conmigo que en estos días no hay lugar para egoísmos o personalismos porque la patria, la democracia y un futuro de libertad para nosotros, nuestros hijos y nietos está en juego… es hora de que los honestos votados por honestos sean gobierno”, deslizó Flores durante un encuentro en la Cooperativa La Juanita, en La Matanza.
En tanto, el propio Cobos está alineando su pensamiento con el de Margarita, y tal como ella, empezó a deshojar pétalos. De ahí que ha empezado a tejer acuerdos con Proyecto Sur, a espaldas de su titular, Pino Solanas. Parece que no todos allí están alineados con el suicidio político que pregona su líder a través de una estrategia nada realista que lo llevó a enfrentarse a Carrió.
Motivos hay. Actualmente cualquier encuesta da por tierra con toda aspiración de FAUNEN a ocupar cargos ejecutivos, por lo que corre serio riesgo de desaparecer a partir de 2015 de los sectores protagonistas de la política argentina.
La idea de Carrió sobre que “el problema de la Argentina es moral más que político o ideológico” está empezando a prender como una vacuna contra el peronismo y sus distintas vertientes.
El potencial lanzamiento de la precandidatura del ahora renovador Martín Redrado a gobernador bonaerense acelera los tiempos. Redrado, no muy conocido en territorio bonaerense, sin embargo especula con la buena imagen de quien se ha enfrentado públicamente con Cristina Fernández de Kirchner cuando se atrincheró en la presidencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
Enfrente, el Kirchnerismo otra vez, y quien elija CFK para suceder a Scioli. Florencio Randazzo está teniendo problemas –le explotaron causas judiciales- pero sigue en carrera. Y Patricio Mussi puede dar una gran batalla electoral basada en su gestión al frente de Berazategui, con la suma de que es el único precandidato a gobernador K apoyado simultáneamente por CFK, Scioli, La Cámpora y sectores del peronismo conservador.  Insaurralde sigue siendo una incógnita… de la promiscuidad política peronista.
¿Qué opción tienen Ricardito Alfonsín y su ladero Miguel Bazze, reacios a abrir el juego a Macri?
En las matemáticas electorales abundan quienes calculan cuánto pierden si Solanas y Binner se marchan y cuánto ganan si Macri entra. No es una cuestión solo electoral, es también una cuenta que definirá la presencia futura del GEN, la Coalición Cívica – ARI y la UCR en el Poder Legislativo, en no pocas intendencias y tal vez en la gobernación bonaerense.
También Macri sabe que el futuro de su partido y sus candidatos depende de las alianzas. Provincia de Buenos Aires no es lo mismo que Ciudad de Buenos Aires, así que en la negociación será posiblemente generoso a causa de la realidad. Sus aspiraciones presidenciales pueden desvanecerse en las urnas bonaerenses a favor de Massa y de Scioli.
Es hora de definiciones, y seguramente Flores, el amigo de Carrió, dará el puntapié inicial para cerrar acuerdos. ¿La razón? No sólo su relación también con Ernesto Sanz, sino su historia de dirigente social demostrada por años. Pero, básicamente, la idea de que si no prevalece la cordura, todos serán cómplices de haber puesto las ambiciones personales por delante de una promesa de nueva política.

Comments

comments