casa 222

A UN AÑO DE LA LÁSTIMA

A veces los aniversarios son sinónimos de pena y es que es triste como un pueblo sanjuanino hace unos años caía en la lástima por un mandatario que tuvo un accidente. Se apeló a toda clase de movimientos religiosos, marchas comandadas por punteros políticos para hacer bulto en el Hospital Rawson, lugar precisamente descuidado de la gestión Gioja.
El hombre se fue a hacer proselitismo en un momento que no debía y se accidentó, desde ahí todo fue un desfiladero de marcas en las paredes donde se le deseaba salud a un gobernador que ya recuperado le dio la espalda a los inundados, que le dio la espalda a gente sin casa, que le quitó el agua a chicos de una escuela pública, que nos quitó las ganas de elegir porque él mismo se re elige constantemente en nuestra psiquis como alguien impenetrable y que no baja los copetes de un poder “ sobrenatural “ que para los que queremos una provincia distinta no se nos manifiesta.
El hecho acá es que estamos a un año de haber creído que había un pueblo convulsionado por la salud de este hombre que solo sabe manejarse a espaldas y desde ahí llevar los hilos de cada comunicación y cada negocio que se hace en la provincia, no olvidemos el lobby que desde los noventa llevó a cabo por la minería que hoy tenemos hasta en la sopa, no olvidemos los manejos políticos que hizo para sacar de la gobernación al difunto Avelín, no olvidemos el caso BANELCO, no olvidemos que los medios sanjuaninos según muchos dicen están en manos de testaferros de Gioja, no olvidemos que elige a sus opositores, no olvidemos las intenciones de agujerear a toda una cordillera…y NO OLVIDEMOS que su plan sistemático es destruir la PRODUCCIÓN, apoderarse del AGUA y destruir la CULTURA, que paradójico es leer que todo lo que hace es destrucción, la base de toda tierra sana es el cuidado y cultivo de la tierra y no dejarla morir como es el caso de enología o abolir con la cultura de JÁCHAL queriendo hacer desaparecer parte de su historia, porque pareciera que GIOJA quiere hacer su propia novela donde es la doncella en peligro que vive por siempre en el corazón de San Juan porque en realidad el suyo se fugó hace mucho y solo llora las risas de su plan que lleva en marcha a la perfección.

Foto de la casa donde se crió José Luis Gioja en San José de Jáchal.

Editorial y foto : Natalia Vargas

Comments

comments