19 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Tras denunciar a Bonadío y Stolbizer, ahora el kirchnerismo arremete contra una testigo

s.martinez      La embestida oficial contra los denunciantes de la presidente Cristina Kirchner sumó hoy un nuevo capítulo: luego de las denuncias contra el juez Claudio Bonadío y la diputada Margarita Stolbizer,ahora la diputada kirchnerista Andrea García denunció por posible incumplimiento de deberes de funcionario público y falso testimonio a Silvina Martínez, quien fuera convocada a declarar como testigo por Bonadio en la causa que investiga la empresa Hotesur, propiedad de la presidente, por presunto lavado de dinero.
Martínez se desempeñó como directora del Registro Nacional de Sociedades de la Inspección General de Justicia (IGJ) entre 2009 y 2012, y días atrás fue convocada por Bonadio luego de que apareciera en un programa televisivo haciendo declaraciones sobre irregularidades en la IGJ.
La presecución kirchnerista contra la abogada se sustenta en un hecho falso: mientras que, siguiendo a los medios oficialistas, la denuncia de la diputada Andrea García afirma que Martínez «no es una perito imparcial», lo cierto es que la abogada declaró en calidad de testigo, ya que al momento en la causa no se han realizado pericias.
Desde el kirchnerismo, desestiman su testimonio por su cercanía con Stolbizer, mientras que desde el entorno de la diputada del GEN aclararon que fue justamente por su conocimiento de los manejos de la IGJ que Stolbizer la contrató como asesora.
Tras dejar la IGJ, Martínez inició diversas acciones legales contra el organismo, y denunció públicamente «la desaparición de tres expedientes vinculados a la ex Ciccone Calcográfica» y la deficiente reconstrucción que de ellos se hizo. Paradójicamente, el kirchnerismo cargó las tintas contra la denunciantes: los hechos sucedieron durante su gestión en la IGJ en un área que estaba bajo su responsabilidad, argumentan.
«Estas acusaciones tardías podrían resultar una maniobra llevada a cabo por Martínez», denunció Andrea García, con el objetivo de «eludir el tratamiento de su propia responsabilidad penal, no habiendo denunciado tempestivamente delitos que habrían llegado a su conocimiento en su calidad de funcionaria pública».
El modus operandi de la denuncia contra Martínez es similar al que el kirchnerismo utilizó en los casos de Bonadio y Stolbizer: acusar a los acusadores de lo mismo que investigan.

Comments

comments