26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Los K insisten con HSBC para que no se hable de la Korrupción en Hotesur

Cristina Fernández de Kirchner realmente creyó que se marcharía del poder sin alguna investigación judicial que la comprometiera directamente a ella. La sola idea de tener que ir a Tribunales a declarar, con el riesgo de quedar imputada y luego procesada, es una pesadilla que la atormenta. Pero ella no puede explicar su riqueza personal. Tampoco podía hacerlo el creador del dineroducto, Néstor Kirchner, pero él se murió, llevándose varios secretos, y le dejó a Cristina y sus hijos, el dinero, los bienes… y algunos problemas para explicarlo. Porque un personaje que era avaro por negligencia con su propia salud (es obvio que su muerte se pudo evitar pero él decidió menospreciar a los médicos), es lógico que haya sido harto precario en la administración y justificación del dinero. Total… había impunidad y poder por 20 años, tal como decían los militontos. Bueno, ahora hay un problema, que en breve pueden ser 2 problemas… Entonces, la estrategia es salpicar para todos lados, que se hable de HSBC, de UBS, de cualquier otro escándalo posible antes que de Hotesur. En la cruzada para salpicar, la prensa K espera ser útil alguna vez antes que se termine el caviar…

lavado-de-dinero         ¿Le creerá Javier Lewkowicz a Ricardo Echegaray cuando escribe en el diario Página/12 o sólo se trata de ganarse un salario escribiendo sin repreguntar?
El relato es muy poco creíble. En especial cuando se habla de «los más ricos del país» y no se incluye a los millonarios Kirchner, los mismos que tuvieron ‘encanutado’ durante años el dinero de Santa Cruz en el Credit Suisse, y hasta voltearon a un entonces juez federal que se negó a cerrar aquella causa (Juan Galeano).
Aquí va el inicio del Echegaray by Lewkowicz:
“Esta causa es emblemática. De esto están tomando nota todos aquellos contribuyentes que tienen activos ocultos”, asegura Ricardo Echegaray, titular de la AFIP. Tal vez la singularidad más contundente de la investigación sobre las 4.000 cuentas de argentinos en el HSBC de Ginebra (Suiza) sea que ilumina una operatoria tan compleja como cotidiana para los más ricos del país. 
En diálogo con Página/12, Echegaray detalla cómo eran las maniobras, argumenta sobre la validez de los datos y explica el alcance que podría tener en términos de información fiscal el proceso que se abre ahora en la Justicia argentina. Además, pone en dimensión el monto de evasión que se estima solamente en el “botón de muestra” encontrado a partir de la filtración en Suiza: son 62 mil millones de pesos de 2006 a la fecha, equivalente al monto presupuestado para el año que viene en las partidas de la Asignación Universal por Hijo, Asignaciones Familiares, Seguro de Desempleo, Conectar Igualdad, Progresar y Más escuelas, mejor educación. También revela otra pata de la investigación que va a seguir su curso en el Congreso Nacional, en una dinámica similar a la que presentó en los Estados Unidos la filtración de datos suizos. 
La AFIP envió la información fiscal a los presidentes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en las cámaras de Diputados y Senadores, Roberto Feletti y Aníbal Fernández. Consultado por este diario, los dos confirmaron que el Frente para la Victoria impulsará la creación de una comisión investigadora para analizar el caso. También tiene la información el Banco Central, que ya pidió datos de las cuentas, y la Procelac. (…)».
Bueno, si se va a crear una comisión investigadora para HSBC ¿por qué no otra sobre Lázaro Báez, el nudo de la corrupción de los Kirchner, el testaferro más conocido de una trama de corrupción que hoy día se llama Hotesur?
Lo más grave es que toda la acusación de Echegaray es frágil, comenzando por algo que él mismo reconoce aunque luego desestima:
«(…) –Algunos abogados plantean que las personas denunciadas ya no podrán entrar en el blanqueo. ¿Qué opina?
–Eso es algo que tendrá que decidir la Justicia, a ver cómo interpreta la aplicación de la ley 26.860. De todos modos, vale aclarar que muchos contribuyentes vinieron a pedir su ingreso al blanqueo después del día 25 de noviembre a las 8.50 de la mañana, es decir, después de la presentación de la denuncia.(…)».
Una situación similar protagonizan Leandro Renou e Ignacio Chausis, firmantes de la nota complementaria en el diario Tiempo Argentino (ya se sabe: la Casa Rosada ordena la portada dominical de ambos matutinos, Tiempo Argentino y el mencionado Página/12, porque sostiene que sus adversarios Clarín y La Nación hacen lo mismo. La diferencia es que estos los lee el público y aquellos sólo los militantes… )
Bueno, Renou y Chausis afirmaron en Tiempo Argentino, actualizando un nombre que parecía olvidado en la constelación K (Hernán Arbizu, empleado infiel de JP Morgan Chase, quien luego de haber robado a un cliente buscó refugio ante la Justicia argentina para evitar una extradición a USA):
«En el marco de la presentación de la denuncia por evasión en 4040 cuentas de argentinos no declaradas en el banco HSBC de Suiza, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, deslizó un dato que quedó opacado por lo más inmediato. «Estamos investigando otro caso, el de la Unión de Bancos Suizos (UBS)». Cabe destacar que Argentina ya rubricó un acuerdo de intercambio de información con Suiza, que aún no fue firmado por el parlamento de ese país, pero que permitirá profundizar informaciones que ya están judicializadas en Argentina. Tal es el caso, paradójicamente, de un frondoso listado de 300 personas y empresas involucradas directa o indirectamente con el UBS. El material es parte del expediente de una derivación de la causa JP Morgan, que recayó en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 7, a cargo de Sebastián Casanello. 
La nómina, a la que tuvo acceso Tiempo, presenta innumerables coincidencias en los nombres de argentinos que ya son investigados por fuga y evasión en los casos HSBC y JP Morgan. Y vuelve a conjugar los datos de distintos sectores de la economía, la producción y la política. (…)».
Salpicar para todos lados, esa es la consigna K ante la desesperación de Cristina: irse del poder e investigada por corrupción, el peor escenario.
Loma Negra
Un comunicado de la empresa Loma Negra (mencionada en la nota de Tiempo Argentino) que llegó a la Redacción:
«En relación a diferentes publicaciones periodísticas en la que se menciona a Loma Negra como la tenedora de cuentas en el exterior no declaradas, entre ellas una cuenta en el Banco HSBC, la empresa quiere informar que durante muchos años tuvo cuentas en Suiza las cuales siempre fueron debidamente declaradas.«

Comments

comments