30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Jubilados, al borde del colapso navideño (…otro cráter en el relato K)

920637w300      En la «década ganada», los míseros $3.231 que cobran de mínima el 70% de los jubilados no sirven para cubrir siquiera la mitad de la canasta básica indispensable para subsistir, con lo que no se hace díficil estimar que las fiestas serán muy descoloridas para los más viejos.
En sus argumentos «solidarios, filosóficos e ideológicos», el kirchnerismo a través de la voz de Jorge Capitanich y Axel Kicillof,  ha negado la posibilidad de darle a los Jubilados un bono o plus de fin de año que sirva para que puedan pasar las fiestas con un poco mayor de tranquilidad.
Los fondos de la Anses se utilizan para pagar toda clase de programas del gobierno, menos para darle a los jubilados el 82% Móvil. Los dineros de los jubilados se usan para pagar el derroche K, mientras los viejos se siguen muriendo por la total falta de asistencia por parte del Estado Nacional.
En diálogo con el diario platense ‘Hoy’, el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, aseguró que «no me cabe dudas de que las fiestas van a ser muy tristes para la mayoría de los jubilados por no poder contar con el dinero suficiente para poder adquirir la canasta básica navideña para pasar estas fiestas, más si se tiene en cuenta que la inflación a lo largo del año ha superado el 40%».
Para el funcionario público, «estamos reclamando una equiparación de los haberes mínimos de los jubilados, a lo que es la canasta básica mínima de los jubilados, que está alrededor de los $6.200, por lo cual si la mínima está en $3.200, lo que pedimos es que el reajuste solicitado esté prácticamente en $3.000».
La realidad indica que la canasta básica navideña se incrementó este año en un 50% con respecto a 2013, y si a esto se le suma el aumento constante que están sufriendo los medicamentos, puede observarse que los Jubilados tendrán un fin de año por demás complicado.
«Con el haber mínimo que cobra la gran mayoría de nuestros viejos, no sólo pasar las fiestas, se transforma en un dilema vivir todos los meses. Los jubilados están necesitando una recomposición salarial y el gobierno hace oídos sordos a este reclamo, negándole la posibilidad de recibir un bono a fin de año, porque dice que no hay recursos, pero vemos como esos recursos se usan para financiar otras cosas, como por ejemplo el Fútbol para Todos”, subrayó Semino.
Un escenario complicado el que atraviesa la clase pasiva en el país, con cientos de demandas insatisfechas por parte del gobierno nacional, que se preocupa más por ver cómo se le paga a los fondos buitre, que hacer una sociedad más justa para todos los argentinos.
A la imposibilidad de adquirir lo indispensable para una subsistencia digna, se le suma un estado paupérrimo del PAMI y un manejo oscuro de la Anses de los dineros públicos, lo que hace un combo explosivo que termina con la vida de cientos de Jubilados que esperan respuestas rápidas del Ejecutivo, y no la desidia que reina por estos días.
Mientras tanto, el relato K asegura que nunca como antes se ha hecho tanto por los Jubilados como lo que ha efectuado el oficialismo a lo largo de la última década…
«Bajo ningún punto de vista puede subsistir una persona con $3.231 por mes como gana un jubilado, ya que un jubilado lo que más consume son productos de la canasta básica de alimentos y medicamentos, y son justamente dos de los rubros que más aumentado a lo largo de este año», dijo la titular de ADECUA, Sandra González.
La defensora de los consumidores cree que «un jubilado no puede subsistir ganando esta miseria. Esto se debería trabajar y darse cuenta el gobierno que a gran parte de las personas mayores les va a costar mucho pasar las fiestas y salir adelante luego de diciembre y se inicie ya el nuevo año».
Para González «el tema de los jubilados es lamentable. Mi papá falleció hace 6 meses a los 84 años y teniendo sentencia favorable desde hace más de 5 años para cobrar lo que le correspondía, se murió esperando que se le pagara lo que corresponde. Así como le pasó a mi papá, hay infinidad de jubilados a lo largo de la Argentina que sufren esto».

Comments

comments