gioja coima
foto ieco clarín

     La empresa estadounidense Dallas Airmotive Inc., que se dedica a hacer tareas de mantenimiento y servicios mecánicos en aviones, admitió ante el gobierno de Barack Obama que pagó sobornos a funcionarios de la provincia de San Juan, entre 2008 y 2012.

La compañía también reconoció que pagó coimas a oficiales de las fuerzas aéreas de Perú y de Brasil, y a funcionarios del Estado brasileño de Roraima. Voceros del gobierno de San Juan, que encabeza el peronista José Luis Gioja, negaron que se hubieran pagado coimas en la provincia y que existiera una relación contractual con esa empresa.

La justicia norteamericana persigue a las empresas de ese país que paguen sobornos en el extranjero. Para mejorar su situación en la causa, la firma admitió el ilícito.

La compañía dijo que para realizar estos pagos en forma de comisiones se valió de empresas fantasma, según documentos de la Corte de Distrito de Texas hechos públicos en Estados Unidos.

Por el hecho, la empresa deberá pagar 14 millones de dólares en multas. Además, será objeto de una investigación por parte de la justicia federal de EE. UU.

La acusación, que forma parte de un acuerdo de enjuiciamiento diferido contra Dallas Airmotive, fue por los cargos de conspiración para violar la ley de prácticas corruptas en el extranjero y de las disposiciones antisoborno de dicha ley, trascendió.

Según un comunicado del Departamento de Justicia publicado el miércoles en su página oficial, Dallas Airmotive admitió que “entre 2008 y 2012 sobornó a oficiales de la Fuerza Aérea de Brasil, de la Fuerza Aérea de Perú, de la Oficina del gobernador del Estado brasileño de Roraima, y a la Oficina del gobernador de la provincia de San Juan en Argentina”.

La policía brasileña prestó colaboración en el caso, asegura el comunicado del Departamento de Justicia.

“Dallas Airmotive utilizó varios métodos para transmitir los pagos de sobornos, incluyendo la celebración de acuerdos con empresas fantasma afiliadas a funcionarios extranjeros, y la prestación directa de cosas de valor, tales como vacaciones pagadas a funcionarios extranjeros”, precisó el Departamento de Justicia.

De acuerdo con la investigación realizada por agentes de la oficina del FBI en Dallas, cinco ejecutivos de Dallas Airmotive, tres funcionarios gubernamentales y tres líderes de las llamadas empresas fantasma estuvieron involucrados en el esquema.

La compañía dijo que sus ejecutivos fueron despedidos. “Dallas Airmotive do Brasil y nuestro equipo de ventas en América del Sur están operando bajo un nuevo liderazgo”, dijo la vocera al diario norteamericano The Wall Street Journal.

En el caso de San Juan, la firma admitió en sus correos electrónicos que están en poder de la justicia norteamericana que pagó comisiones de US$ 5000, US$ 15.000 y US$ 3000 dólares por las tareas de mantenimiento realizadas. Estos pagos fueron explicados en los mails como comisiones o erogaciones adicionales ante necesidades futuras.

El gobierno de San Juan dijo en un comunicado que el Estado provincial “no tiene relación de ninguna índole” con la empresa y que “el parque aeronáutico recibe el mantenimiento y las reparaciones y servicios a través de la empresa Aviaser, radicada en Buenos Aires”.

SOBORNOS POR TRABAJOS

5000

dólares

Es lo que dicen los mails de la empresa que se pagaron como comisiones a funcionarios de la provincia de San Juan

15.000

dólares

Es lo que según los correos se pagó como comisión por arreglo de cada motor

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments