31 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Las FARC liberarán al soldado que raptaron antes de su alto el fuego

1419556409_960538_1419556847_noticia_normal
Un policía colombiano en el lugar del combate del 19 de diciembre. / C. E. (EFE)

La guerrilla de las FARC, que inició un alto el fuego unilateral e indefinido el pasado 20 de diciembre, el primero en 50 años de conflicto armado, ha anunciado en un comunicado que en los próximos días dejará en libertad a un soldado que fue secuestrado por uno de sus frentes rebeldes en el norte del departamento del Cauca, al sur de Colombia, solo unas horas antes de que empezara la hora cero de la tregua, el sábado pasado.

“En el día de hoy se ha puesto en marcha el protocolo humanitario especial para la liberación del soldado”, dice el texto, donde se explica que el militar presenta heridas “leves” causadas durante el combate que se registró en la madrugada del viernes 19 de diciembre.

El soldado Carlos Becerra (25 años) fue capturado por guerrilleros del frente Sexto de las FARC en medio de una emboscada a un convoy militar que dejó cinco soldados muertos y otros cinco heridos.

En un principio se dijo que Becerra estaba desaparecido pero luego el Ejército confirmó su secuestro, exigió su liberación inmediata y activó un intenso operativo de búsqueda. Los militares que murieron protegían una maquinaria con la que se está construyendo una carretera y, según el informe de Medicina Legal, el instituto forense del Estado, primero resultaron heridos por explosivos y luego recibieron disparos a menos de un metro de distancia.

Horas antes de este anuncio, la guerrilla había publicado otro comunicado donde ratificaron su declaración de cese al fuego unilateral e indefinido, un gesto que ha sido valorado por el presidente Juan Manuel Santos como un primer paso para que empiece a bajar la intensidad al conflicto, uno de los asuntos que más resienten los colombianos ya que no acaban de entender que se negocie la paz en La Habana entre representantes del Gobierno y de las FARC mientras en Colombia sigue la guerra.

La premisa de no cesar en la persecución de los rebeldes mientras se dialoga en Cuba es, por ahora, uno de los principios inamovibles del presidente Santos, ya que no quiere que se repitan experiencias del pasado en las que las FARC aprovecharon las treguas para fortalecerse militarmente.

Para las FARC, el alto al fuego que han declarado, además de ser según ellos un gesto con las víctimas, que se lo habían pedido reiteradamente, también es -dicen- un “gesto de humanidad” para con los soldados y policías. “Si realmente lo que buscamos es el fin del conflicto, tal como está acordado en la Agenda [de negociaciones de paz], no tiene ningún sentido que haya más muertos, heridos y afectados por causa del mismo”, dice el comunicado previo al anuncio de la próxima liberación del soldado secuestrado.

En el texto también insisten en que la tregua sea verificada por un organismo internacional, algo que ha descartado Santos, ya que la verificación, como se acordó cuando iniciaron los diálogos hace dos años, se hará al final de las negociaciones, pensando en un “cese bilateral y definitivo”.

Sin embargo, la guerrilla cree que ahora es necesario porque en las anteriores treguas temporales que han decretado a lo largo del proceso de paz, unas durante la época navideña y otras durante las elecciones presidenciales, “los enemigos de la reconciliación nacional han salido a descalificar nuestra conducta”. En términos generales, las organizaciones independientes que monitorean el conflicto en Colombia han coincidido en que las FARC han cumplido con los anteriores ceses al fuego.

Por último, las FARC reiteran su llamado a Santos para que suspenda los operativos militares y recuerdan que su tregua se romperá si sus hombres son atacados, una situación que podría darse, ya que el mandatario colombiano ha dicho que las Fuerzas Militares seguirán cumpliendo con la ley.

En su comunicado, la guerrilla apuesta por un alto el fuego de las dos partes: “Somos optimistas acerca de que la cordura y la razón terminarán por imponerse… Ustedes (soldados y policías) y nosotros que conocemos la realidad de la confrontación, sabemos que nadie quiere ser el último muerto de una guerra que va camino a su finalización”

 

fuente EL PAÍS

Comments

comments