24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

EN SAN JUAN, MUCHO HUMO Y NADA DE AGUA.

 

Editorial Marcelo Arancigioja (1)bia para COSMOS

En tiempos del Emperador Romano Alejandro Severo (años 222 / 235 de nuestra era) existió un estafador llamado Vetronio Turino, quien aseguraba mantener fuertes lazos con el propio Alejandro Severo, quien por su corta edad -14 años-, Vetronio Turino decía ejercer total influencia. Con ese cuento, vivía recolectando dinero a cambio de favores que nunca cumplía. Las historias de este falso influyente llegaron a oídos del joven emperador, quien no en vano se hacía llamar Severo. Atraparon a Vetronio Turino y lo condenaron a morir en la hoguera. Pero el Emperador fue más allá. Ordenó que la fogata se hiciera con palos verdes para que sacaran humo y de esta manera muriera el estafador ahogado antes que quemado, mientras un pregonero debía anunciar «Humo punitur, qui vendidit fumur» («Castigo con humo a quien vendía humo»).

Antes y ahora «vender humo» quiere decir lo mismo, es intentar sacar ventaja de otro prometiendo algo que no será posible cumplir. Hace tiempo que José Luis Gioja no gobierna, solo «vende humo». En los últimos años ha «vendido humo» a la opinión pública obras y proyectos que quedaron en aguas de borrajas, a saber: 1) San Juan Productivo II; 2) Dulce de membrillo sanjuanino con denominación en origen; 3) Mejora del riego del arbolado público; 4) Generador de energía geotérmica; 5) Fábrica Integrada de Lingotes de Silicio Grado Solar, Obleas y Celda de Silicio Cristalino y Paneles Solares Fotovoltaicos; 6) Viaje a China para promover el consumo de uva en fresco sanjuanina; 7) Programa UVA en Fresco 2013-2014; 8) Centro Temático del Vino en las cavas de Zonda; 9) Petro San Juan – Refinería de petróleo; 10) Ley de Compre minero Sanjuanino; 11) Dique Tambolar; 12) Acueducto Gran Tulum; 13) Construcción de la tercera fase del Hospital Rawson; 14) Segundo anillo circunvalación; 15) Túnel de Agua Negra; 16) Fondo de Financiamiento Productivo (FONDEFIN); 17) Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria “Garantía San Juan”; 18) Régimen Provincial de Fomento de Empleo; 19) CERDEVIN – Certificado de Vinos; 20) Fábrica de camiones chinos en Pocito; y un largo etc. que el lector puede citar. Pero «vender humo» no es un recurso in extremis al que el Gobierno recurre para simular una crisis financiera que no asoma como coyuntural y que le impide una continuidad frenética del ritmo de obras y prebendas públicas; ha sido un «modus operandi», en lo personal, para inventarse un pasado glorioso, y en lo provincial para sustituir sin resistencia alguna el insuficiente y agotado modelo productivo/rentístico por uno rentístico/extractivo. Gioja no es un solitario en el mundo «K» que se ha inventado un pasado revolucionario, glorioso.

Todos, absolutamente todos los líderes del kirchnerismo, han usado el verdadero pasado revolucionario y la tragedia -muy real y dolorosa- de una generación militante para simular patriotismo y solidaridad con los humildes mientras han promovido el saqueo a manos llenas de las corporaciones, empezando por la corporación peronista vinculada a casinos, bingos, financieras cuevas- , a la proveeduría del Estado y de las empresas vinculadas a concesiones del Estado. Esta «venta de humo» es desnudada por el Matías Reggiardo Tolosa (joven apropiado durante la dictadura por el torturador Comisario Miara) en una carta pública enviada a Juan Cabandié (otro joven apropiado en la dictadura) con motivo al escándalo que éste protagonizara al tratar de eludir una multa de tránsito durante las pasadas elecciones legislativas del 2013. Dice uno de los mellizos Reggiardo Tolosa «… no considero que para honrar la memoria de nuestros Padres… debamos salir en las fotos con el ex ultraderechista de los setenta, socio de las multinacionales mineras y actual gobernador de San Juan, José Luis Gioja…». Otra venta de humo del Gobernador Gioja ha sido la sustitución del modelo productivo (complejo agro-industrial) y rentístico (del presupuesto Estatal) por uno rentístico y extractivo (mega minería a cielo abierto). Pero esta venta de humo es dramática, pues no se trató de engañar al pueblo mediante la construcción de un relato, sino que afectó el bienestar de miles de comprovincianos, a quienes se les prometió «el oro y el moro» y en cambió se generó las condiciones para que San Juan esté considerada la tercera provincia más pobre del País, por debajo de Formosa y el Chaco. La crisis hídrica (seis años de sequía) está colocando a la provincia de San Juan al borde de una catástrofe económica y social. 120.000 empleos dependen directa e indirectamente del complejo agro industrial. Sin promoción industrial y soportando el cierre de industrias por el cepo cambiario (Dhelpi) o el atraso cambiario (las exportadoras) y con un Estado sin margen financiero para seguir tomando más empleados públicos, el Gobierno de Gioja niega la declaración de la emergencia hídrica, prohibiendo nuevas concesiones de agua, en especial para el extractivismo, como niega cumplir con la Ley Nacional de Protección a Glaciares. A pesar del reconocimiento oficial de que los diques provinciales a marzo del corriente se quedarán sin agua, el Gobierno no toma las medidas indispensables para evitar la destrucción de empleos y la descapitalización del sector agropecuario (150 días sin riego es mandar a la quiebra a miles de pequeños productores), no decide invertir recursos públicos en habilitar la totalidad de las baterías de pozos, o exigir a Barrick Gold que cumpla con las obras de remediación que el propio encargado de Hidráulica, cuando ofició de consultor hidrológico para Veladero y Pascua Lama, sugirió en la declaración de impacto ambiental, para que Jáchal e Iglesia no fueran territorios de sacrificio minero por falta de agua. Hoy iglesianos y jáchalleros viven una previsible disputa por el agua. Gioja vendió humo diciendo que con la mega-minería San Juan ingresaba a un ciclo eterno de prosperidad y riquezas.

El ciclo fue corto y dañino, beneficiando a unos pocos vinculados al Gobierno. Agotado el periodo de crecimiento fácil a partir de la crisis en los precios de las materias primas, padeciendo una sequía histórica y habiendo contribuido al calentamiento climático con la destrucción de los glaciares como fuente reguladora de la reserva hídrica, en San Juan solo queda el Estado para seguir depredando, los bancos para la especulación financiera y los casino para esquilmar los flacos bolsillos de los trabajadores. Dice Miguel Bonasso en su más reciente obra «Lo que no dije en recuerdo de la muerte»: «… Recuerdo EL Padrino II y las escenas documentales de la Revolución Cubana: la muchedumbre enfurecida en 1959, entrando en los casinos y arrojando contra el pavimento las máquinas tragamonedas, que eran uno de los símbolos de su máxima esclavitud. Trata, casinos, espías, tragamonedas, coimeros, represores reciclados, jueces venales. Que hubiera dado Massera por regentear este burdel. Chico, esto parece La Habana antes de que llegara el Barbudo…».

Comments

comments