Al parecer el equipo escleciástico de Jáchal juega para la no conservación del santuario emblemático al cual todos tienen en su corazón pero por temor a la hoguera que prometen los curas en Jáchal no dicen nada. Gustavo Hermann salió al aire y nos dió su parecer sobre esta situación que es ya otra novela giojista.
Redacción: Natalia Vargas

Comments

comments