image

El derrame de un millón de litros de cianuro que se produjo en la Mina Veladero que opera la canadiense Barrick Gold está siendo investigado por la Justicia por diferentes carriles. A nivel provincial, es el juez de primera instancia Pablo Oritja el que tramita el expediente; pero en el plano nacional son sus pares Sebastián Casanello y Marcelo Martínez de Giorgi quienes tienen a cargo sendas causas iniciadas a raíz del incidente que tiene en alerta a la comunidad de la localidad cuyana de Jáchal.
De las múltiples denuncias que surgieron no bien trascendió el derrame en las redes sociales, el pasado domingo 14, la inicial y que más peso tiene en la justicia sanjuanina es la que encara Oritja. Fue el magistrado penal de Jáchal quien determinó que Barrick frene por cinco días con los trabajos en la zona, fue él también quien a fines de la semana pasada ordenó que se reanudaran, y de su despacho también salieron los pedidos de indagatoria a nueve empleados de la minera, que comenzarán a declarar a partir del martes 6 de octubre, en una semana.
A cargo de Martínez de Giorgi está una demanda que radicó el fiscal Carlos Stornelli y que lleva adelante su colega Federico Delgado, quien pidió informes sobre la situación ambiental y, en ese sentido, citó a prestar testimonio a Guillermo Caló, el director ejecutivo de la filial local de Barrick. Delgado fue también quien solicitó investigar a directivos de la minera y a funcionarios provinciales y nacionales responsables del sector para saber si cometieron los delitos de envenenamiento de aguas, propagación de enfermedades peligrosas e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
El fiscal Ramiro González, junto con Casanello, están tramitando el expediente que más novedades tuvo en las últimas horas. Fueron ellos quienes ordenaron los allanamientos a las Secretaría de Minería y de Ambiente de la Nación, realizados el fin de semana, y quienes además imputaron al secretario minero nacional Jorge Mayoral, y a directivos de Barrick. Casanello, además, traslado el pedido al juez sanjuanino Maximiliano Blejman, quien ordenó allanar los ministerios provinciales de Minería y Salud Pública, la secretaría de Ambiente y Obras Sanitarias.
Las medidas apuntaron a reconstruir qué sucedió en Veladero en la noche del sábado 12, cuando una válvula comenzó a perder agua cianurada y una compuerta, que debía estar cerrada no lo estaba, lo que permitió que el agua llegue al río Jáchal.

fuente EL INVERSOR

Comments

comments