25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Siguen los cruces y se calienta la previa del debate presidencial

SCIOLI GRITADaniel Scioli no irá. Mauricio Macri y los otros cuatro candidatos sí. Aunque la grilla de presencias y ausencias del debate presidencial del domingo está clara, los cruces de la previa no ceden.

Ayer, atizó el fuego el propio Scioli, que lejos de dar por cerrada la discusión en torno a su faltazo, volvió a justificarlo. «No se trata de quién pelea mejor, sino de las políticas que sostiene cada uno. Está claro mi programa de gobierno. Lo demás es chamuyo», chicaneó el gobernador bonaerense en declaraciones radiales.

Click aqui
Completó el razonamiento con un intento por diferenciarse de sus rivales, a quienes cuestionó por «ir de un partido a otro cambiando sus ideas». «Soy previsible. Vengo sosteniendo mis ideas en un mismo espacio político», dijo.

Y remató con un ataque directo a Macri. «¿Con qué Macri iría a debatir? ¿Con el que votó contra la privatización de YPF y ahora dice que está a favor? ¿Con el que se abstuvo en la votación de la fertilidad asistida? ¿O con el que dijo que había que salir corriendo a pagarles a los fondos buitre?», se preguntó irónico.

Click Aquí
La réplica al embate de Scioli corrió por cuenta de la compañera de fórmula de Macri, Gabriela Michetti, a través de un comunicado. «Restarles a los ciudadanos la posibilidad de ver un debate sólo se entiende si uno tiene cosas que esconder», disparó la senadora.

Desde el macrismo también rea-ccionó Laura Alonso. La diputada de Pro interpretó la ausencia del candidato del Frente para la Victoria como una demostración de «continuidad» entre el kirchnerismo y Scioli.

Mejor alumno
«Daniel Scioli es el mejor alumno de la escuela de Néstor y Cristina. No debate, no da conferencias de prensa y no responde las preguntas de los periodistas. Desprecia a los ciudadanos y no respeta el derecho de los votantes de conocer cuáles son las propuestas de cada candidato», enumeró.

También reaccionó Sergio Massa. El candidato a presidente del Frente Renovador describió la decisión de Scioli de no participar del debate como «un insulto para los votantes y para la democracia» y, en la misma línea que Alonso, aprovechó para emparentar el faltazo con lo que definió como «la continuidad de un modelo que desprecia el diálogo y las diferencias».

A la discusión se sumó la candidata de Progresistas, Margarita Stolbizer. «El candidato que no acepta sentarse con otros a debatir no tendrá capacidad para las necesidades de diálogo de la Argentina que viene», razonó vía Twitter.

Menos virulento, Adolfo Rodríguez Saá, el candidato presidencial de Compromiso Federal, consideró un «error» que Scioli haya decidido no debatir con sus adversarios. «Debería debatir, no hay ninguna razón para que no lo haga», concluyó en declaraciones radiales.

Cerró el coro de críticas el candidato del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Nicolás del Caño. «Scioli no participa porque tiene posturas muy similares a las de Macri y Massa», advirtió el diputado a la agencia DyN.

El debate será pasado mañana y se realizará en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Organizado por la ONG Argentina Debate, estará dividido en cuatro ejes temáticos: desarrollo económico y humano, seguridad y derechos humanos, fortalecimiento democrático, y educación y primera infancia.

Desde la ONG informaron anoche que el debate presidencial será televisado en vivo por América, mientras que El Trece todavía no decidió si hará otro tanto. En el transcurso de la semana, los otros tres canales de aire, la Televisión Pública, Canal 9 y Telefé, tras la negativa de Scioli, habían adelantado su negativa a sumarse.

Planteo de cambio electoral

El vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral Alberto Dalla Vía relativizó sus críticas a la justicia electoral de algunas provincias y expresó su «cariño y respeto» por ellas. Igualmente señaló que está «convencido de que nuestro país necesita debatir una profunda reforma que incluya al federalismo electoral».

fuente LA NACIÓN

Comments

comments