Matias desde el corte en Tudcum nos informó como proveedores mineros los rodean de forma simbólica para generar miedo a los que siguen resistiendo en el corte que ya va por su segundo día.
Los chicos están custodiados por un móvil policial, hasta pudieron charlar con los trabajadores que bajan de la minera, todo esto de forma pacífica.
También nos comentaba que mucha gente se retiró por miedo a las amenazas hechas por el juez Ortija de desalojo cosa que no se ha realizado de forma efectiva.
Los chicos siguen pidiendo por compañía al corte, esto se puede llevar a cabo llegando a la Municipalidad de Jáchal donde se hace un acampe, desde ese lugar se les indicará a todo aquél que quiera trasladarse hasta el corte.

Redacción: Natalia Vargas

 

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorRESISTENCIA
Artículo siguienteSALVAJE REPRESIÓN