Imagen-supuesto-atacante-difundida-gobierno_CLAIMA20151115_0120_28Las fuerzas policiales buscan en Francia y Bélgica a presuntos terroristas prófugos tras los atentados de la noche del viernes en París que dejaron al menos 129 muertos, informaron medios franceses citando fuentes cercanas a las investigaciones.

Según esas informaciones, tres hermanos participaron en la ola de atentados en seis lugares de la capital gala, uno de los cuales está con paradero desconocido. Otro murió en los atentados de París y el tercero fue detenido en Bélgica, sin que esté clara por el momento su implicación directa en los ataques. El desaparecido podría haberse fugado, pero tampoco descartan que sea uno de los atacantes suicidas que murió.

Además, la autoridades francesas buscan a un comando que habría logrado huir a Bélgica en un coche tras los ataques, después de hallarse un vehículo con fusiles Kalashnikov en Montreuil, localidad limítrofe con París.

En ese marco, la Policía francesa difundió este domingo una foto de un hombre «que puede estar implicado en los atentados de París», Salah Abdeslam, sobre quien pesa también una orden de detención internacional emitida por la Justicia belga, y pidió la colaboración ciudadana.

Salah Abdeslam, nacido el 15 de septiembre de 1989 en Bruselas (reside en esa ciudad), está considerado un «individuo peligroso, sobre todo no intervengan por su cuenta», aconseja la Policía.

En Bruselas, además, siete personas fueron detenidas en la madrugada de hoy en el municipio belga de Molenbeek-Saint-Jean, en relación con los atentados de París, afirmó la burgomaestra (alcaldesa) Francoise Schepmans. «Podemos considerar que se trata de una red», dijo Schepmans durante un debate en la televisión pública RTBF, sin más precisiones.

La fiscalía federal anunció tres arrestos el sábado en Molenbeek, en las afueras de Bruselas. La AFP no pudo aclarar con ella este domingo si estos estaban incluidos en las detenciones anunciadas por Schepmans.

En ese municipio popular, con importante población inmigrante, vivieron los autores de varios atentados yihadistas cometidos en los últimos 20 años, desde el asesinato del comandante Masud en Afganistán en 2001, hasta la matanza del museo judío de Bruselas, en mayo de 2014.

El ministro belga del Interior, Jan Jambon, se reunirá hoy en París con su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, para estudiar las medidas de seguridad y de vigilancia de las fronteras entre Francia y Bélgica tras los atentados del viernes, según la agencia Belga.

El ministro de Justicia belga, Koen Greens, precisó que «los arrestos tienen una conexión con el [vehículo] Polo (…) alquilado en Bélgica y hallado delante del Bataclan», la sala de conciertos parisina donde murieron 89 personas.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments