sequia_aguaSiendo uno de los países del mundo donde predomina la humedad, Rusia comienza a tener problemas con las lluvias para sus campos, tal como sucede en la mayoría de las regiones del mundo donde el clima se muestra descontrolado y ocurren «fenómenos raros». Tal es el caso del Desierto de Atacama (Chile) que, por el contrario, a fines de octubre amaneció completamente florecido luego de 18 años, gracias a las intensas lluvias que ‘El Niño’ acercó a una zona donde además los 40ºC son habituales.

Es así como en la ex Unión Soviética los productores de trigo de la región de Rostov cruzan los dedos para que la lluvia riegue sus campos. De lo contrario, tendrán pérdidas de entre el 5% y el 20% de sus cosechas. Especialistas del agro advierten que las condiciones hídricas son especialmente difíciles.

En este contexto, investigadores de la Universidad de Vorónezh desarrollaron un nuevo método para combatir la sequía, consistente en unos gránulos capaces de absorber grandes cantidades de agua.

El resultado de dicho experimento fue presentado el pasado lunes 16/11 bajo el nombre de ‘Agua dura’, un sorbente especial que se puede aplicar en la tierra en lugar del agua normal en aquellas zonas con un clima seco, según cuenta la propia Universidad de Vorónezh.

Un kilo del preparado, consistente en gránulos que aumentan de tamaño aproximadamente en 100 veces, son capaces de absorber alrededor de 500 litros de agua. El funcionamiento de los sorbentes se basa en las cualidades del agua: el líquido penetra en la matriz del polímero, obteniendo la estructura del hielo, y se queda, de este modo, en el material. Esta es la razón por la que el polímero lleva el nombre del ‘agua sólida’. Cuando los niveles de humedad bajan, la conexión entre la matriz y gránula se rompe y el líquido llega a la tierra.

La mayor ventaja de dicho descubrimiento es, según los químicos, «la eficacia económica de su uso»: la frecuencia de riego y la cantidad del agua usada se reduce en un 50%. Asimismo, el precio del nuevo preparado será bastante más bajo que el de sus análogos extranjeros: se espera que un kilo cueste alrededor de los US$10 o US$12.

 

fuente URGENTE 24

Comments

comments