23 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Antes de irse, Cristina Kirchner creó 316 nuevas direcciones en el Estado

Cristina Kirchner pisó el acelerador para ampliar la estructura burocrática del Estado en el final de su gestión. En el último año, la Presidenta y sus ministros crearon 316 direcciones y coordinaciones nuevas que engrosaron el organigrama del gobierno. Con el fin de ciclo se multiplicaron los cargos en la función pública: en 2014 se habían incorporado sólo 199 puestos, es decir que hubo un 60% de incorporaciones en 2015.

Se trata, en total, de 515 «funciones ejecutivas» (o «ravioles», como se le dice en la jerga) que se traducen en nuevas oficinas en los distintos ministerios del Poder Ejecutivo y su consecuente plantel empleados públicos. Ello sin tener en cuenta los 13 nuevos organismos que el kirchnerismo busca crear en el Ministerio de Desarrollo Social y en la secretaría de Deportes a través del Congreso, que podrían sumar unos 100 cargos más antes de que termine el mandato kirchnerista.

Aunque no hay pautas fijas, una coordinación nueva puede requerir entre 10 y 20 empleados públicos, mientras que una dirección puede alcanzar a los 80 agentes, estimaron funcionarios y ex funcionarios en diálogo con LA NACION.

Desde Cambiemos ya anticiparon que buscarán «optimizar» la administración pública y poner al frente el concurso para acceder a los cargos del Estado. «Es obvio que el que no trabaja, no tiene que estar», remarcaron.
Para analizar el crecimiento del Estado, LA NACION DATA hizo un relevamiento sobre los Boletines Oficiales entre enero de 2014 y noviembre de este año para detectar las incorporaciones al llamado «Nomenclador de Funciones Ejecutivas del Estado», es decir, las ampliaciones que se realizan en el «mapa» del gobierno nacional.

El INCAA incorporó 116 cargos, Economía 88 y Cultura 47

«La función ejecutiva viene siempre con un suplemento, es decir, con un aumento de sueldo. Muchas veces no se incorpora alguien nuevo, sino que se le crea un puesto jerárquico a alguien que trabaja en el Estado, con un número variable de personal a cargo», explicó en un ex funcionario de Gobierno al tanto del mecanismo.
Del monitoreo se observa que los picos de mayor creación de cargos se dieron en agosto y octubre de este año, dos meses marcados por la elección presidencial. Además, tal como publicó este medio, entre las PASO y los comicios generales, se sumaron unos 2500 empleados públicos en la planta estatal.

La dependencia que más creció en el último año fue el INCAA. El instituto del cine determinó en junio, de manera autónoma, la necesidad de crear 116 cargos «de niveles escalafonarios A, B, C, D y E». «Al INCAA lo han llenado de pibes de La Cámpora sin experiencia. Y no se trata de cuestionar la inversión en cultura: ese dinero, en lugar de ir a los cargos, tendría que estar en las películas», manifestó a este diario un ex funcionario al tanto del funcionamiento del organismo, que prefirió reserva.

Siguen en el ránking de creación de puestos el ministerio de Economía, con 88 cargos nuevos, especialmente en la secretaría de Hacienda y la secretaría De Coordinación Economíca Y Mejora De La Competitividad. Lo sigue el ministerio de Cultura, con 47 puestos, un área que creció especialmente tras la llegada de Teresa Parodi y la creación de la Secretaría de Pensamiento Nacional. En el cuarto lugar se ubica la jefatura de Gabinete, con 38 nuevas direcciones y coordinaciones, que vivió una transformación tras la asunción de Aníbal Fernández.

Los cargos de conducción llegan con variados sueldos: casi 139 tienen un nivel de ponderación IV (es decir, un sueldo de $23.500 aproximado según datos de UPCN), 94 llevan el nivel III ($27.400), 31 el nivel II ($31.300) y 44 el nivel I ($35.000). Es decir, por mes, se pagan más de 8,3 millones de pesos en términos de sueldos para estos nuevos puestos.

Por mes se pagan más de 8,3 millones de pesos en términos de sueldos para estos nuevos puestos

Para crear un nuevo «raviol» en el mapa estatal hasta ahora deben intervenir la Jefatura de Gabinete y la Presidencia. La gestión entrante de Mauricio Macri planea crear el nuevo ministerio de Modernización para reorganizar el organigrama nacional.

Andrés Ibarra, futuro ministro de la cartera anticipó: «La idea es optimizar la administración pública e incorporar sistemas para mejorar los procesos de la burocracia estatal. Después de analizar, conoceremos qué cargos tienen sentido, qué funciona y qué no». El futuro ministro aseguró que apostará a «concursar la mayor cantidad de cargos posible» y dijo: «El concepto es dinámico. Quizás hay puestos que no tienen razón de ser, pero hay que crear nuevos. Hay que optimizar los procesos y analizar las dotaciones», agregó.

En las libretas del macrismo están apuntados dos números bajo observación: en el último año contabilizan 15.000 empleados estatales nuevos y 9.000 concursos públicos en proceso.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments