SENADO.El bloque oficialista del Senado decidió ayer archivar las pretensiones del kirchnerismo ortodoxo y redujo a un único proyecto, la recreación en la órbita del Estado de la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales en Río Turbio (Ycfrt), el temario de la sesión prevista para el próximo 9 de diciembre, último día de gestión de Cristina Kirchner.
«No quiero opinar sobre el accionar de la otra Cámara, pero sólo vamos a tratar este proyecto, que hoy [por ayer] tuvo dictamen. Esto es lo que podemos tratar y acá se cerró el año parlamentario», afirmó ayer, taxativo, el jefe de la bancada oficialista de la Cámara alta, Miguel Pichetto (FPV-Río Negro).

La lista de temas a tratarse el miércoles, último día de sesiones ordinarias tras la prórroga decretada por la jefa del Estado, incluirá una sesión de acuerdos para aprobar ascensos diplomáticos, que ya cuentan con dictamen. Sin embargo, más de 200 promociones militares quedaron ayer al borde de la postergación, ya que el CELS no había remitido los respectivos informes sobre la idoneidad de los candidatos propuestos por el Poder Ejecutivo.
De esta manera, el bloque que responde a la Casa Rosada desairó la ofensiva legislativa llevada adelante la semana pasada por el kirchnerismo ortodoxo en la Cámara de Diputados, cuando en una polémica sesión aprobó en tiempo récord más de 90 proyectos de ley.

El principal damnificado por la decisión de achicar a su mínima expresión el fin de ciclo parlamentario de la administración kirchnerista será La Cámpora, que verá frustradas sus intenciones de crear una nueva estructura política en el área de Juventudes, que depende del Ministerio de Desarrollo Social.

Banners_clubeala300x250_captacion
Tampoco verá la luz antes de fin de año la ley por la cual la agrupación de Máximo Kirchner pretendía financiar con un porcentaje de lo recaudado del impuesto al cheque la nueva estructura en el área de Deportes, sancionada hace tres semanas por la Cámara alta a contramano de la postura de la oposición, que calificó el esquema de una «cueva de ñoquis» para el kirchnerismo.

La misma suerte corrió la expropiación del hotel Bauen, iniciativa utilizada por el kirchnerismo en Diputados la semana pasada para asegurarse la asistencia de los legisladores de izquierda, que terminaron así siendo funcionales, al colaborar para formar quórum, a la ofensiva legislativa oficialista. En el Senado, el Frente para la Victoria (FPV) ni siquiera intentó tratarlo en comisiones.

El único proyecto que impulsará el kirchnerismo en su último día como oficialismo obtuvo dictamen ayer en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Minería.

Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF) tendrá a su cargo la administración de las minas de carbón de Río Turbio (Santa Cruz).

El plenario intentó ser boicoteado por Guillermo Pereyra (MPN), que se negó a convocar a la Comisión de Minería, que preside, y criticó al oficialismo por designar a Presupuesto y Hacienda como cabecera del tratamiento de la iniciativa.

Sin embargo, el oficialismo logró asistencia casi perfecta de sus legisladores y, con la oposición ausente, firmó dictamen. «Hemos logrado quórum en ambas comisiones; estamos actuando con total transparencia y legitimidad», destacó Pichetto al inicio de la reunión.

Con el impulso del FPV y el apoyo de los gremios, el proyecto se convierte en la principal razón para que el Senado sesione el miércoles. Lo hará teniendo presente el apuro del Poder Ejecutivo, que tiene todo listo para promulgar la ley ese mismo día, antes de que Mauricio Macri asuma la presidencia.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments