ALBERTO-NISMANEl querellante en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman en representación de sus dos hijas, Federico Casal, consideró que en el proceso judicial “todo lo que pasó fue mucho y grave”.

En diálogo con el programa Inimputables AM 1190, el abogado desminitó que la denuncia que presentó el fiscal fallecido no la había redactado él al basarse en el testimonio de su máxima colaboradora ante la fiscal Viviana Fein: “La secretaria Soledad Castro relató el modo en que fue redactada la denuncia contra la Presidencia. Nisman y Castro escribieron codo a codo el texto de la denuncia, en una labor que les llevó más de un año” con lo que se dio “por tierra con esta versión de que la denuncia venía de afuera”.

Consultado si la fiscalía descarta cualquier relación entre la denuncia a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman y su muerte por lo que no investigarían en esa línea, contestó: “Parecería ser que sí. No está orientada la investigación en ese sentido”. Y amplió: “Esto fue descartado de entrada, la Fiscalía tomó una posición al inicio de la investigación que señalaba que la muerte de Nisman se debía a un suicidio, lo que descartaba de pleno que tuviera alguna relación”.

Casal criticó las decisiones que la funcionaria judicial tomó durante la investigación porque “nosotros pedimos la ampliación de la declaración de Soledad Castro en agosto y Fein dijo que no”. Y denunció: “Cuando estaba declarando, a Castro la estaban intimidando”.

El querellante insistió en que la muerte de Nisman fue un asesinato: “No hay nada que acredite que es un suicidio, sino que muy por el contrario sobran pruebas para acreditar que se trata de un homicidio”, motivo por el cual sostuvo que se generó el planteo de incompetencia y zona liberada parecido al que realizó el abogado Pablo Lanusse.

Al concluir detalló que seguramente la fiscal se tomará licencia en enero aunque puntualizó “hay que ver si Fein tiene la causa en enero”.

 

fuente PERFIL

Comments

comments