cfk-640x360Detrás de Héctor Recalde, flamante jefe del bloque del Frente para la Victoria (FPV), se apostaron los diputados de la más pura sangre kirchnerista. Algunos de ellos habían prestado juramento, el viernes pasado, por Néstor y Cristina Kirchner. Son los mismos que ayer anticiparon que hoy no presenciarán en el Congreso la jura del presidente electo, Mauricio Macri, «en solidaridad» con la mandataria saliente, Cristina Kirchner.

«¿Es una decisión unánime de todo el bloque?», preguntó LA NACION en la conferencia de prensa. «Fue una decisión unánime de los aquí presentes», admitió Recalde. En ese momento lo rodeaban unos 40 legisladores; faltaba la mitad del bloque. Entre ellos, los diputados que responden a los gobernadores peronistas, que buscan tomar distancia del kirchnerismo duro. «Pero José Luis Gioja (San Juan) y Maurice Closs (Misiones) me anticiparon que tampoco bajarán al recinto», se atajó Recalde.
El que sí presenciará la jura es Juan Manuel Urtubey, quien adelantó para hoy, a las 8, su propia ceremonia de asunción como gobernador de Salta para asistir al Congreso al mediodía. Lo acompañarán los diputados y senadores que le responden. «Estaremos en la Asamblea Legislativa para cumplir con una responsabilidad institucional», confirmó a LA NACION el diputado salteño Pablo Kosiner.
En el Senado, el jefe de bloque Miguel Pichetto decidió dar libertad de acción a sus pares para asistir a la Asamblea Legislativa. Una clara demostración de que no hubo unidad en la bancada sobre qué postura adoptar tras el fracaso en las negociaciones por el traspaso. El ex gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora -vicepresidente del Senado- confirmó a LA NACION que estará presente en la jura. Lo acompañarán los siete diputados de su bloque, el Frente Cívico de Santiago, otrora aliados indiscutidos del gobierno de Cristina Kirchner. «La democracia está primero, y todo lo que sea bueno para la democracia nos tendrá a lo santiagueños unidos y obrando consecuencia», dijo Zamora. También se rumoreaba que los senadores José Alperovich (Tucumán), el jujeño Walter Barrionuevo y el catamarqueño Dalmacio Vera se sumarían a la partida.
«Vamos a dar libertad de acción porque no se le puede imponer nada a nadie», confirmó Pichetto ante la pregunta de LA NACION. No obstante, el rionegrino cuestionó en duros términos al macrismo. «¡Hicieron todo muy mal, el fallo de la Justicia (que estableció el límite del mandato de Cristina Kirchner) es ridículo», afirmó Pichetto, quien confirmó que él no asistirá a la Asamblea. «Soy leal y solidario hasta el último minuto», sentenció.

Según pudo saber LA NACION, en el debate en el bloque kirchnerista del Senado las posturas estuvieron divididas, aunque una mayoría de legisladores propiciaba asistir a la ceremonia. «Por suerte hubo muchas posturas racionales», confió un experimentado legislador, quien usó duros epítetos para sus compañeros de bloque, que propiciaban darle la espalda a la jura de Macri.

Banners_clubeala300x250_captacion
Pichetto, al igual que Recalde en la Cámara de Diputados, fue muy crítico de la actitud de la Justicia al establecer, en sendos fallos, que el mandato de Cristina Kirchner finalizó ayer a la medianoche.

«No tiene asidero jurídico y es un total disparate», cuestionó Recalde, y enfatizó que la Constitución indica que «el mandato se extiende hasta que asume el presidente electo».

Pichetto fue más duro. «Aquí hay un sector del Poder Judicial que se erige como un Partido Judicial que pretende imponer reglas a los otros dos poderes del Estado», fustigó, y advirtió que la Presidenta fue «injustamente agraviada».

«El presidente (electo) debe venir a jurar ante la Asamblea Legislativa. La Presidenta podría compartir este escenario. Pero no querían que fuera así. Por eso (los macristas) hicieron esa presentación judicial», sostuvo Pichetto. «Macri no quería la foto con Cristina en la entrega del mando, por eso armaron todo este circo en la Justicia», insistieron, en tanto, en el bloque de diputados oficialistas.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments