Más voces se siguen sumando a las críticas por la decisión de Mauricio Macri de cubrir los dos cargos vacantes en la Corte Suprema de Justicia, nombrando a nuevos miembros través de un decreto de necesidad y urgencia.

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay calificó a la designación de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, que hoy fue oficializada en el Boletín Oficial, como un «procedimiento de terror» y de una «inconstitucionalidad manifiesta».

En diálogo con radio La Red, Sabsay le pidió al presidente Mauricio Macri «que dé marcha atrás» con las designaciones. «¿Qué seguridad jurídica se puede dar a un país si los miembros de la Corte se nombran a dedo?», se preguntó.

El letrado explicó que la Constitución Nacional en su inciso 19 del artículo 99, sobre las «Atribuciones del Ejecutivo», «habla de la facultad del presidente de la República de designar durante el receso del Senado empleos que requieren acuerdos del Senado», pero que «se refiere a aquellos funcionarios que están dentro del Ejecutivo».

 

Por su parte, Ricardo Gil Lavedra dijo que «la decisión es grave y no es sostenible». En diálogo con radio Mitre, el constitucionalista señaló que «la Corte Suprema tiene que tener una particular legitimidad en sus modos de designación» y agregó que «los candidatos no se merecen estar en boca de este procedimiento tan irregular».

A través de Twitter, Adolfo Pérez Esquivel también se expresó en contra del decreto de Macri, que pondrá en función a los dos juristas en la Corte. «Es una medida autoritaria inédita en democracia», tuiteó el Premio Nobel de la Paz.

fuente CLARÍN

Comments

comments