Gabriela-Michetti-despachoLa vicepresidenta Gabriela Michetti reconoció ayer que la designación por decreto de dos jueces de la Corte «generó ruido» en la relación con la oposición en el Senado, pero destacó que la decisión del Poder Ejecutivo de poner en marcha el procedimiento del decreto 222/03, de exposición ciudadana de los antecedentes de los candidatos, ayudó a «descomprimir» la tensión política que generó la medida de Mauricio Macri.

Ayer se sumaron nuevas señales de distensión con el anuncio de que el Presidente recibirá hoy en la Casa Rosada, a las 9.30, a los miembros del Interbloque Federal, que lidera Adolfo Rodríguez Saá (PJ-San Luis), y el ingreso al Senado de la nota del Gobierno para pedir el retiro de los pliegos de Domingo Sesín y de Eugenio Sarrabayrouse, postulados por Cristina Kirchner.
El encuentro de hoy fue confirmado por Michetti durante una reunión que mantuvo ayer con los periodistas acreditados en el Senado. Algunos de los integrantes del grupo que se reunirá hoy con el Presidente son los impulsores de saldar la crisis de la Corte mediante una negociación que incluya, además de la incorporación de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz con acuerdo del Senado, la ampliación del tribunal a siete miembros. La idea es rechazada por Macri y por los magistrados presididos por Ricardo Lorenzetti, confiaron fuentes del Poder Ejecutivo.

El Interbloque Federal es un mosaico de legisladores en el que conviven peronistas disidentes del kirchnerismo y legisladores de partidos provinciales, y lo integran Rodríguez Saá, Juan Carlos Romero (Salta), Carlos Reutemann (Santa Fe), Liliana Negre de Alonso (San Luis), Roberto Basualdo (San Juan) y Guillermo Pereyra (MPN-Neuquén), entre otros.
Michetti destacó «la buena predisposición» que encontró en la oposición para no entorpecer la tarea del Gobierno. No obstante, reconoció que la designación de jueces de la Corte por decreto «generó ruido» en esa relación. «Hay una tensión que no llegó a ser tan honda ni complicada porque estamos en conversación todo el tiempo», aclaró.

Michetti dijo que esa tensión postergó las gestiones que estaba llevando a cabo para reunir a Macri con los presidentes de todos los bloques de oposición, incluido el Frente para la Victoria (FPV), y que iba a ser complementaria del encuentro que el Presidente sostuvo con todos los gobernadores tras asumir el mando.
«La postergación de la jura (de los jueces designados por decreto) descomprimió un poco toda esta situación de tensión», agregó Michetti.

Ayer circuló la versión de que el kirchnerismo también iba a ser convocado hoy a la Casa Rosada, pero desde el FPV aseguraron que no hubo novedades y ratificaron la vigencia del pronunciamiento de anteayer, por el cual el bloque advirtió que rechazarán el pliego de «toda persona que asuma, en comisión, el cargo de juez de la Corte».

A las quejas por el decreto se sumó la de Fernando Solanas. «Un gobierno que hizo campaña a caballo de la defensa de la institucionalidad no puede nombrar jueces en la Corte con un decretazo», dijo el senador. No obstante, mostró su disposición a participar de una reunión de la oposición de la Cámara alta con Macri.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments