STANLEY-MICHETTI- MACRICon el impacto de la inflación en el medio, el Gobierno anunció ayer una ayuda extra de 400 pesos a cobrar por única vez para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, la asignación por embarazo y quienes perciban una jubilación mínima.
El propio Mauricio Macri fue el encargado de hacer la presentación en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que argumentó la decisión como una medida tendiente a ser un paliativo ante la suba de precios.

De todas maneras, el Presidente minimizó que fuera responsabilidad de su gobierno el alza en la canasta básica de alimentos después de la liberación cambiaria de la semana pasada, que llamó «deslizamiento» y lo relacionó con la herencia del kirchnerismo. «Hemos heredado una inflación que el gobierno anterior se preocupó más por ocultar que por resolver», acusó.
Según anunció el Presidente, la medida beneficiará a 8 millones de personas que la percibirán la semana que viene, entre los feriados de Navidad y Año Nuevo. La Casa Rosada apuró el anuncio ante el aumento de precios y por lo tanto no llegará a instrumentarlo antes de la Nochebuena. La medida representa una inversión estatal de 3300 millones de pesos.

«Buscando de esa manera contener y ayudarlos con la canasta navideña, que es claramente a lo que estamos apuntando para los próximos días», amplió Macri, que hizo la presentación junto a su vicepresidenta, Gabriela Michetti, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

El Gobierno dejó por ahora en una impasse ampliar el universo de beneficiarios que cobran la Asignación Universal por Hijo, hoy de 837 pesos, que el Estado paga a las madres de chicos en situación de vulnerabilidad social, y que en marzo recibirá un aumento automático a partir de la nueva ley de movilidad. Esa cifra dependerá del promedio de salarios privados y recaudación.

Anteayer, el titular de la Unidad Plan Belgrano, José Cano, había anticipado que la asignación se ampliaría a 250.000 nuevos chicos que estaban fuera del sistema de contención social, pero por ahora el Gobierno no lo oficializó.

En medio de los reclamos gremiales, Macri descartó que impulse el pago de un bono navideño, como piden los sindicatos. «El gobierno nacional no está en condiciones, dada la situación económica y financiera que hemos heredado, de pagar ningún bono navideño, y lo que hace al sector privado dependerá de cada empresa y de su situación», rechazó.

Reunión con gremios

De todas maneras, insistió en una convocatoria al diálogo social entre empresarios y representantes de los trabajadores, que todavía no tiene fecha pero se espera para el mes que viene. De paso, dijo que «en cualquier momento» recibirá a las centrales sindicales que el viernes pasado ensayaron una reunificación. Hasta ahora, el Presidente recibió de manera unilateral a Hugo Moyano, previo a asumir.

La de ayer fue la primera conferencia de prensa que dio Macri desde la Casa Rosada. La anterior había sido en la quinta de Olivos, después de reunirse con los gobernadores. Buena parte de las preguntas que contestó el Presidente (en total fueron diez) estuvieron relacionadas con la inflación. Como anticipo de lo que vendrá, Macri amenazó a los empresarios con una apertura de importaciones para intentar hacerlos bajar los precios. «En caso de que no veamos un acompañamiento en la medida en que nosotros sentimos que necesitamos los argentinos para recorrer esta transición, recurriremos a abrir la importación y traer una oferta adicional que corrija el problema de precios», anticipó.

El Presidente se negó a hacer una evaluación sobre el impacto en la inflación que tuvo la devaluación del peso. «Nos hemos liberado de esta traba que no nos permitía crecer que era el cepo y se ha hecho bien. Eso nos va a generar un ámbito de crecimiento nuevo», fue su explicación.

Tampoco quiso anticipar cuál debería ser para él el promedio la suba salarial que comenzará a discutirse en paritarias, y que Moyano ya anticipó que esperaba que no se le pusiera un techo. «En la medida en que podamos crecer, los problemas que parecen hoy enormes parecerán cada vez más chiquitos. Soy muy optimista porque las medidas generarán actividad y volverá a crearse empleos», cerró.

Los números del anuncio

8.000.000
Beneficiarios

El anuncio de Macri de un pago extra de $ 400 para beneficiarios de la AUH, embarazadas y jubilaciones básicas incluye a un universo de 8.000.000 de personas, según informó el Gobierno

3300
Millones de pesos

Será el costo que significará para el Estado el pago de los $ 400 extra para los beneficiarios de la AUH, embarazadas y jubilaciones básicas, según informó Macri

Dos asuetos administrativos

El Gobierno decretó ayer asueto administrativo para el 24 y 31 de diciembre, vísperas de las festividades por Navidad y Año Nuevo. Además, esta decisión «contribuye» a «facilitar» las medidas en el marco de la «emergencia energética» anunciada días, precisó la administración central.

En un comunicado, oficial desde la Casa Rosada se informó que el asueto administrativo de los días 24 y 31 de diciembre facilitará «algunas de las medidas que se propician para paliar la emergencia energética decretada recientemente por el presidente Mauricio Macri».

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments