20151228170720Hasta el 10 del actual, el ex ministro de Justicia bonaerense Ricardo Casal tuvo bajo su órbita el control del Servicio Penitenciario de la provincia. Es más: el kirchnerismo apuntó contra él cuando el programa Periodismo para todos (PPT) entrevistó en la cárcel al hoy prófugo Martín Lanatta, quien vinculó al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina.

Ayer, Casal fue blanco de la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica), que pidió investigar al ex funcionario de Daniel Scioli por la fuga de los tres autores del triple crimen de General Rodríguez, ocurrido en 2008. «Se tiene que investigar hasta las últimas consecuencias la fuga de los hermanos Lanatta. Hay que investigar también a Casal», dijo Carrió en Clarín.
El ex ministro respondió inmediatamente y dijo que el pedido de Carrió era «un semejante disparate» y evitó una respuesta más directa.
Carrió, que es aliada del Gobierno en el frente Cambiemos, había advertido sobre la vinculación de Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina. Durante la campaña electoral, la diputada facilitó su domicilio para la entrevista que PPT le hizo a José Luis Salerno, uno de los involucrados en la causa judicial.
«El gobierno saliente [de Scioli] ha entregado todas las áreas con la transición que corresponde, no le veo ningún contenido político [a la fuga]», se defendió ayer Casal en diálogo con el canal QM Noticias.

Y agregó: «No formo parte de ninguna estructura política subsidiaria; siempre he sido respetuoso de las instituciones».
Según consignó la agencia DyN, el ex ministro de Justicia de Scioli sostuvo que «es muy importante acompañar las decisiones del gobierno» de María Eugenia Vidal en lo que refiere a la búsqueda de los prófugos y la investigación judicial.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments