31-12-2015_10-08-16_a.m_0Informan canales de noticias que están rodeados cerca de Chascomús, luego de que balearan a dos agentes en la ruta 20, con el saldo de uno de ellos herido de gravedad. Distintos medios consignan, a su vez, que el abogado de Schillaci dijo que «están abiertos a una negociación y terminar con esto de forma pacífica».

Los tres presos más importantes del país  condenados a cadena perpetua por el triple crimen de General Rodríguez en la causa de tráfico de efedrina se encuentran cercados en las inmediaciones de Chascomús, según informan canales de noticias,  luego de que se tirotearan esta mañana con policías que hacían un control en la ruta 20, cerca del tramo que une Ranchos con esta localidad, famosa por su laguna y por ser el lugar de nacimiento del fallecido ex presidente Raúl Alfonsín.

Los prófugos eran intensamente buscados desde hace días, tras una fuga insólita del penal de máxima seguridad de General Alvear. Se trata de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez, un caso que cobró notoriedad con ese nombre en 2008.

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci fueron los únicos condenados por los asesinatos de los empresarios Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, involucrados en el tráfico de efedrina.

El caso salpica al círculo más cercano del kirchnerismo. Hace unos meses, en un informe periodístico presentado por Jorge Lanata en su programa Periodismo para Todos, Martin Lanatta, uno de los prófugos, vinculó en la causa directamente al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández. Ahora, la fuga está siendo usada por el propio Fernández y por sectores de la ahora oposición kirchnerista para lanzar una contra ofensiva contra el gobierno actual y contra los medios, bajo la hipótesis de que la fuga sería un «premio» para compensar a los detenidos por las declaraciones contra el ex jefe de gabinete  y el papel que esta denuncia jugó en el triunfo de Cambiemos en la Provincia.

El ministro de seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, afirmó que los policías baleados por los delincuentes resultaron heridos de gravedad. «Están dispuestos a todo; son asesinos», dijo el funcionario en diálogo con radio La Red.

Alrededor de las 8, tres policías hacían un control de rutina en una ruta bonaerense, en un radio de 200 kilómetros de la Capital Federal, cuando Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, pararon una Ford Ranger oscura y dos de ellos se bajaron, y comenzaron a disparar contra los agentes.

Luego, subieron a la camioneta y se escaparon a alta velocidad.

En la balacera, dos policías resultaron heridos, mientras que una tercera agente tuvo que ser trasladada de urgencia a un hospital de la Capital Federal, por heridas de bala en sus dos piernas. Uno de los policías está en el hospital Churruca y su estado es muy grave.

Según el detallado relato del periodista de Clarín, Nicolás Wiñaski, “los prófugos tendrían en su poder chalecos anti-bala y fusiles Fal, elementos que habrían obtenido en la parada «técnica» que realizaron en la quinta de Florencio Varela que fue allanada ayer, y que terminó con la detención de su dueño, Marcelo Melnyk, amigo de los Schillaci, quien fue detenido y que declaró que el trío de buscados se movilizaba en una Ranger”.

fuente CRONISTA

Comments

comments