anibalComo si hubiera estado agazapado esperando, Aníbal Fernández no desperdició la oportunidad ni perdió tiempo de volver a embestir contra el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien ayer, en plena búsqueda de los prófugos del penal de General Alvear, lo acusó de estar «involucrado» con todo lo que ocurre «en el submundo de Quilmes».

El ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner no sólo desacreditó al ministro. También volvió a la carga con su hipótesis de que Martín Lanatta se fugó de la cárcel, junto con su hermano Cristian y Víctor Schillaci, gracias a un «pago» por haberlo involucrado con el triple crimen de General Rodríguez y con el tráfico de efedrina en plena campaña electoral.
Aunque evitó identificar a los supuestos «pagadores», apuntó directamente contra la administración de María Eugenia Vidal. «Alguien del gobierno dejó fugar a estos personajes», aseguró a LA NACIÓN.
Por la mañana, en declaraciones a Radio Mitre, Ritondo había dicho: «Aníbal Fernández está involucrado con todo lo que tiene que ver con el submundo de Quilmes. Donde se toca está la foto de él o alguien tiene vinculación con él». El ministro también aludió a la posibilidad de que un sector de la policía esté protegiendo a los prófugos. «Tengo dudas si no hay sectores policiales que comparten data con mafias en esas zonas del Gran Buenos Aires», dijo.
Fernández negó tener información sobre ese vínculo. «No me consta que haya policías bonaerenses ayudando a estos delincuentes. Si los hay, Vidal debería echarlos», replicó.

También negó conocer a Marcelo Melnick, el dueño de la quinta de Florencio Varela por la que los prófugos pasaron hace una semana. Fernández respondió así a una foto que se difundió ayer en las redes sociales, en la que se lo ve abrazado a Melnick. «Me saco cientos de fotos por día con gente que no sé quién es. No voy pidiéndole el prontuario a cada uno», dijo. Añadió que la imagen corresponde a un acto de Scioli en Santa Teresita, en febrero de 2014.
Además, Fernández fue lapidario con el operativo de recaptura. «La falta de avances tiene que ver con la impericia y la inutilidad del gobierno bonaerense. Están haciendo todo mal. No tienen idea», se despachó. Muy a su estilo, completó el razonamiento con una pregunta. «¿Cómo puede ser que mientras Ritondo dice que estaban cercados uno de ellos haya ido a la casa de la suegra y los hayan visto en una verdulería?» «Es tan preciso el operativo de Ritondo que ni siquiera custodia los domicilios de los familiares de los asesinos», completó vía Twitter.

En diálogo con LA NACION, Fernández arremetió contra Vidal y exigió que los Lanatta y Schillaci aparezcan sanos y salvos. «¿Dónde está la gobernadora? ¿Por qué hace días que no aparece? Que [los prófugos] aparezcan con vida es su responsabilidad porque su administración los dejó salir». Además, criticó que la gobernadora haya anunciado la purga en el Servicio Penitenciario. «Las políticas se ejecutan. No se avisan», se quejó.

Para el final reservó otra estocada contra Ritondo, quien ayer volvió a aparecer en público tras la verborragia del jueves y el silencio total del viernes. «Intenta cambiar el eje de atención de la fuga de tres asesinos a sus declaraciones rimbombantes», lo acusó. Cerró con un mensaje directo: «Ritondo, callate la boca, detenelos y después hablá».

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments