JUAN GIL Y FLIAEl intendente de la ciudad sanjuanina de Caucete, Juan Gil, dijo hoy que removerá de sus cargos en el municipio a sus hijos de 18 y 19 años, a quienes había nombrado en diciembre como secretarios de área, y afirmó que sus otros cuatro familiares, entre ellos su esposa, permanecerán en sus funciones.

El jefe comunal manifestó en declaraciones a Diario de Cuyo de San Juan que mañana en conferencia de prensa informará cambios en el organigrama del municipio y adelantó que sus hijos ya no serán parte del gabinete.

Gil, que ganó la intendencia en representación de Compromiso por San Juan, opositor al Frente para la Victoria que gobierna la provincia, nombró a su esposa, Patricia Soler, como secretaria de Acción Social, a su hija Gimena como secretaria de Coordinación, a su hijo José como secretario de Deportes, y a su hermano David como jefe de Compras.

El intendente también nombró a otros dos de sus siete hermanos, Delfina y Ernesto, como asesora legal y encargado del área de ganadería del municipio.

«Los nombramientos que hicimos hasta el momento se desarrollaron teniendo en cuenta una ordenanza vieja. Ahora se dictó una nueva ordenanza, en la que se plasmaron cambios en el organigrama municipal. Esta estará en vigencia desde mañana y mis hijos ya no estarán en sus cargos», afirmó el intendente.

Gil explicó que «el hecho de sacarlos de su puesto es algo que ya veníamos hablando. Pero, a la vez, esta decisión ayudará a descomprimir lo que está sucediendo en torno a las repercusiones».

«Mi esposa seguirá en Acción Social y mi hermano como jefe de Compras. Ambos son muy competentes»

«Mi esposa seguirá en la secretaría de Acción Social y mi hermano continuará siendo jefe de Compras. Ambos son muy competentes para ocupar en esos cargos. Son fundamentales», aseguró.

Asimismo, explicó que su hermana continuará como asesora y dijo que «ella es abogada y es mi asesora personal, seguirá conmigo».

«Los detalles de estas decisiones serán dados a conocer mañana en una conferencia de prensa», advirtió.

 

fuente DIARIO LOS ANDES

Comments

comments