-Rosada-En medio de los despidos y la revisión de contratos que emprendió el gobierno nacional en varias áreas del Estado para detectar «ñoquis», varios empleados con oficinas en la Casa Rosada se encontraron ayer con una sorpresiva medida que les demoró el ingreso.

Eran cerca de las 7 cuando el personal que debía comenzar con sus actividades se agolpaba en las puertas de Balcarce 24, habitual lugar para entrar al palacio de gobierno por parte de los trabajadores, ante el impedimento para acceder. El personal a cargo de la seguridad les informó que debían estar inscriptos en un listado para poder ingresar, en función de un «cambio de procedimiento» que impulsaba el nuevo gobierno.
Eso hizo que a esa hora los empleados quedaron sin poder entrar a sus oficinas, la mayoría, del Ministerio del Interior y de Jefatura de Gabinete, que son las dos dependencias con mayor cantidad de trabajadores en la Casa Rosada.

Después de que intervinieran los responsables de cada área y ante el tumulto de empleados que se había generado, finalmente, cerca de las 7.45 se habilitó el ingreso como se hace habitualmente, mediante huella digital.
La situación generó preocupación entre quienes se vieron demorados ante la incertidumbre sobre sus futuros laborales. Sucede que cuando comenzaron a corroborar los nombres de los empleados con las listas de quienes estaban inscriptos, el personal de seguridad se dio cuenta de que directamente faltaban anotarse áreas completas, a las que nadie les había pedido que elaboraran ninguna lista.

Desde el Gobierno no dieron información oficial. Sólo explicaron que después de los contratos que no renovaron están instrumentando un nuevo sistema de ingreso.

Andrés Ibarra
Modernización
Está a cargo del nuevo ministerio creado por Mauricio Macri para revisar los contratos del Estado, sobre todo, los firmados durante los últimos meses del kirchnerismo

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments