25 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El polémico reparto de la millonaria caja del Congreso

SENADO1El Congreso, y el Senado en particular, mantienen un nivel estrafalario de gastos cada vez más difícil de sostener. Con este argumento, la vicepresidenta Gabriela Michetti ordenó la semana pasada el despido de 2035 empleados en la Cámara alta, pero lo cierto es que el presupuesto legislativo contiene gastos millonarios por demás polémicos que bien pueden recortarse si se pretende que la poda en el personal no sea tan drástica.

Para empezar, el presupuesto del Senado que aprobó el kirchnerismo para este año es un 82 por ciento más alto que el de 2015. Pero lo insólito del asunto no es sólo lo desmesurado del aumento, sino que es mayor que el de la Cámara de Diputados, pese a que es tres veces más pequeño. En efecto, para 2016 se le asignaron a la Cámara alta 5051 millones de pesos, mientras que la Cámara baja tendrá una partida de casi 4000 millones.
Otro gasto increíble es el de la biblioteca del Congreso. El kirchnerismo le destinó $ 1032 millones para este año, un presupuesto que es dos veces y media mayor que el de la Biblioteca Nacional, la más importante del país.

Hay más. Por gestiones de Amado Boudou y Julián Domínguez, los cuatro gremios legislativos vienen recibiendo un plus presupuestario de casi 200 millones de pesos mensuales. Bien es sabido que los sindicatos «de la casa» supieron ser sostenes políticos de los ex presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados. De hecho, fueron impulsores entusiastas de la precandidatura de Domínguez a la gobernación bonaerense.
Los favores se pagan con favores: en julio pasado, por medio de la resolución 003/15 -a la que tuvo acceso LA NACION pues no se trata de una resolución pública-, Boudou y Domínguez ordenaron destinar el equivalente al 2% de la masa salarial del Congreso a los gremios de la casa. El motivo (o excusa) es que el Estado contribuya a los servicios de educación, turismo y acción social que ofrecen los sindicatos.

Barriles sin fondo

Las comisiones bicamerales son, también, un barril sin fondo. Se reúnen apenas dos o tres veces al año, pero cada una cuenta con un presupuesto propio millonario. Por ejemplo, la comisión bicameral de seguimiento de los organismos de inteligencia tiene $ 10,6 millones para gastar este año; en 2015 se reunió apenas dos veces. La comisión que revisa los decretos de necesidad y urgencia (DNU) recibirá $ 6,7 millones, mientras que la encargada de supervisar los fondos de la seguridad social, $ 10,7 millones.
Otro punto delicado son las remuneraciones mensuales de los legisladores. No tanto por la dieta que cobran -que ronda los 70.000 pesos mensuales-, sino por la posibilidad de hacerse de un sobresueldo con el canje de los pasajes que no utilizan. Cada legislador cuenta por mes con 20 pasajes aéreos y otros 10 terrestres; si no viaja, puede canjear estos tramos por dinero en efectivo. En el Senado funciona, incluso, una nutrida flota de automóviles que pueden trasladar a los legisladores a sus provincias, si así lo desean. Esto explica por qué, según un informe de Poder Ciudadano, casi la mitad de los senadores canjea sus pasajes por dinero en efectivo.

¿A cuánto pueden llegar los sobresueldos de los legisladores? Imposible saberlo: la última información publicada al respecto en la página web de la Cámara de Diputados data de 2013.

Ante la imposibilidad de acceder a la información básica sobre el funcionamiento y los gastos del Congreso, distintas ONG presentaron en agosto de 2014 un pedido de amparo ante la Justicia. Ésta les dio la razón: en octubre pasado, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal falló a favor de las organizaciones Poder Ciudadano, Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Asociación por los Derechos Civiles (ADC) y Directorio Legislativo, obligando a la Cámara de Diputados de la Nación a suministrar las resoluciones administrativas requeridas y a publicarlas en su sitio web.

Pese al fallo judicial, la información publicada por la Cámara baja sigue siendo parcial y desactualizada. Habrá que ver si las nuevas autoridades del cuerpo, encabezadas por Emilio Monzó, se atreven a romper este cepo que tanto oficialistas como opositores han preservado durante años en el Congreso.

Algunas cifras, en detalle

82%
Aumento presupuestario

El presupuesto del Senado será de 5051 millones de pesos en 2016

200
Millones de pesos

Es lo que reciben los gremios legislativos mensualmente tras un convenio firmado por Boudou y Domínguez

1032
Millones de pesos

Es el presupuesto anual de la Biblioteca del Congreso

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments