27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Morales deja la crisis por Sala en manos de la Justicia

MILAGRO SALA DETENIDASAN SALVADOR DE JUJUY.- El gobierno de Jujuy decidió ayer poner paños fríos a la crisis que atraviesa desde hace 36 días por el acampe de la agrupación barrial Tupac Amaru en la plaza central de esta ciudad. Según confirmaron desde el entorno del gobernador Gerardo Morales, la intención, a partir de ahora, es que el próximo paso sea dado por la justicia jujeña, que aún debe definir si hace lugar al pedido formal de excarcelación de la líder de la organización, Milagro Sala, y si ordena el desalojo de la protesta.
«El gobernador no va a hablar más del tema», dijeron ayer en los pasillos del amplio palacio de gobierno, cuyas rejas permanecen decoradas con consignas contra Morales y pancartas con el logo de la Tupac y los rostros de Eva Perón y el Che Guevara, las mismas figuras que decoran los tanques de agua de las viviendas construidas por la agrupación.

En diálogo con LA NACION, un miembro del gabinete sostuvo que el rol que tiene la Justicia es más importante que el que tuvo el gobierno al iniciar la ofensiva contra la estructura de poder de la Tupac. «Ahora le toca a la Justicia ratificar lo que denunciamos y revelar quién es Milagro Sala en realidad. Ahí se va a caer el mito que construyó todos estos años y la gente se va a dar cuenta de la cantidad de hechos criminales en los que ella está involucrada. Van a ver a qué nos estamos enfrentando en realidad», afirmó.
Mientras, la dirigente cumplió ayer su quinto día detenida en una comisaría del barrio Los Huaicos, en una pequeña celda común y en soledad. Pera a la noche fue trasladada al penal de Alto Comedero, a unos ocho kilómetros del centro de esta capital.

«La flaquita es la primera presa política del gobierno de Morales y de [Mauricio] Macri», repiten durante las asambleas en la plaza, que agoniza con la sola presencia de los seguidores más fieles.
Ese «aguante» que se desvaneció en la plaza parece haberse trasladado al resto del país, donde los pedidos al gobernador por la liberación de la dirigente cosecharon apoyos de organizaciones de derechos humanos, políticos, sindicatos y agrupaciones sociales. Hasta Amnistía Internacional se sumó al reclamo. Y la respuesta del gobierno no cambió: depende del juez de la causa, Gastón Mercau.

«Nosotros no hemos pedido la detención y no estamos festejando que haya una persona presa. Está todo en manos de la Justicia. Que Amnistía se dirija a donde se tienen que dirigir, porque nosotros no podemos disponer sobre la libertad o no de una persona», dijo a LA NACION el fiscal de Estado, Mariano Miranda. Y agregó: «La Justicia decidió que Sala fuera la única detenida de las cuatro personas imputadas porque tiene más causas. Nosotros, como Estado, sólo hemos puesto a disposición las pruebas que acreditan los hechos delictivos».

Así como las exigencias de los asambleístas tuvieron muestras de apoyo, el gobierno también se jactó de contar con su propio respaldo. «Morales está tranquilo porque tiene el apoyo del radicalismo, del frente Cambia Jujuy [integrado por la UCR, Pro, el Frente Renovador y el socialismo, entre otros] y está en contacto permanente con el Presidente», señaló un ministro, quien afirmó que una muestra de ese respaldo se dará la próxima semana, cuando visite esta ciudad el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, rabino Sergio Bergman.

Débil y replegada, la protesta en la plaza busca alternativas para continuar atrayendo las miradas. Están sin comer desde hace cinco días, pero recién ayer los manifestantes decidieron salir de aquel océano de carpas para trasladarse a la vereda de enfrente, sobre las rejas de la gobernación, y exhibirse ante todos los que pasan por ahí. Tres seguidores de Sala se instalaron con reposeras, una bandera argentina y un cartel que usan como contador de los días que llevan en huelga de hambre.

Se los ve cansados y llama la atención lo lento que hablan, como si se estuvieran por dormir. Los tres afirmaron a LA NACION que son ellos los que tienen que estar en huelga y no su líder, quien la abandonó el lunes. «Ella tiene que estar bien y fuerte, así que no puede pasar hambre. Nosotros estamos cuidados acá», afirmó uno de ellos. «Vamos a seguir así hasta que nos dé el cuerpo, hasta que nos diga basta», concluyó, como si fuera un último grito de guerra.

Macri y Massa, juntos en Jujuy

Será un gesto de apoyo al gobernador Gerardo Morales en la disputa contra la líder de Tupac Amaru, Milagro Sala, pero también otra señal de la buena sintonía que Mauricio Macri y Sergio Massa comparten estos días en el Foro de Davos: el Presidente y el diputado organizan sus agendas para mostrarse con Morales en los carnavales de Jujuy, el 6 de febrero.

Comentaban ayer en la Gobernación que Macri y Massa harían base en Purmamarca, para desde allí participar en las celebraciones de Tilcara y Humahuaca.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments